Volver a empezar gracias a la ayuda de sus vecinos

Un matrimonio y sus dos hijos perdieron todo en un incendio. Vecinos y militantes políticos colaboran para volver a levantar la vivienda.
viernes, 11 de junio de 2010 · 00:00

 

Un grupo de personas, ayer a la mañana, trabajando en la reconstrucción de la vivienda de los Vera.

 

 

La solidaridad vecinal le podrá permitir a una pareja de trabajadores del barrio Monterrey de Presidente Derqui recuperar su humilde vivienda luego que un incendio desatado el miércoles último se la quemara íntegramente. Pero además se sumó un grupo de personas que pertenecen al Movimiento Evita, y en la mañana de ayer unas 50 personas trabajaban arduamente para levantar lo que las llamas se devoraron.

Walter Benítez, uno de los referentes de esa organización política, señaló que “Gladis es una compañera con una casilla de madera en el fondo del terreno y se le quemó todo, pero creo que apenas en tres o cuatro días va a tener otra vez el techo”.

Es que la actividad era febril y el buen clima ayudaba en las tareas a plena marcha. Todo comenzó el miércoles en la casa ubicada sobre la calle Perú, entre Córdoba y Santa Fe. Cerca de las 8.30 de la mañana la mujer estaba con una vecina en la parte delantera del terreno compartido y, sorpresivamente, vio llegar corriendo a sus dos hijos chicos. Es que desde hacía varias horas tenía cortado el suministro de energía eléctrica, y a esa hora retornó con un amperaje que, al no contar con caja térmica, le generó un muy fuerte corto circuito.

De ahí a los cables con llamas hubo segundos, y la precaria vivienda fue presa del fuego para literalmente derrumbarse en apenas media hora. Las pérdidas de la pareja integrada por Daniel Vera y Gladis Dubatti fueron totales, y el gran consuelo es que sus dos hijos estaban despiertos y pudieron escapar de las llamas.

Si bien los Bomberos Voluntarios de Presidente Derqui arribaron en muy pocos minutos con tres unidades, ya era tarde porque sólo sofocaron los últimos focos del incendio.

En consecuencia la pareja perdió todas sus pertenencias, incluidos los abrigos de ellos y sus hijos, y una vecina adyacente la cobijó hasta que terminen los trabajos de los voluntarios que ayer comenzaron a reconstruir lo devorado por el fuego.

“Inclusive vamos a ver si podemos conseguir algunos ladrillos y material para recubrir por afuera las paredes, ahora se viene el frío y no la van a pasar bien”, acotó Benítez mientras tomaba una carretilla para volcar tosca en el nuevo camino hasta la inminente casilla de los Vera.

 

Cómo ayudar 

Quienes puedan colaborar con la familia que perdió su casa y todas sus pertenencias pueden comunicarse al (02322) 484700.

 

Un cambio de hábitos previene la diabetes 

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta en la Argentina a unas dos millones de personas pero que «se puede prevenir hasta un 58 por ciento» mediante estrategias de intervención que provoquen cambios en el estilo de vida, afirmaron expertos durante una jornada científica organizada por la Universidad Católica Argentina (UCA).

«Diversos estudios demostraron que ciertos cambios en el  estilo de vida permiten reducir el desarrollo de la diabetes en un 58%. Estas modificaciones son, principalmente, la práctica regular de actividad física y un plan de alimentación saludable», dijo Juan Gagliardino, investigador del Conicet

El especialista, quien además es director del Centro de  Endocrinología Experimental y Aplicada, aseguró, que «no hace falta ir al gimnasio, basta con bajarse antes del colectivo, estacionar el auto más lejos, usar las escaleras en lugar del ascensor, y otros cambios igualmente sencillos».

También es necesario «dejar de lado los alimentos ricos en  grasas saturadas, y aumentar el consumo de fibra», y en cuanto a la actividad física sostuvo que «debe hacerse media hora de ejercicio al día».

El científico comentó que está previsto comenzar un programa piloto en la Argentina en el que estarán involucradas entidades de Salud Pública, para evaluar el alcance de esta estrategia en un segmento de la población.

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por un elevado nivel de azúcar (glucosa) en sangre y que se divide en diabetes tipo 1 (que se suele declarar en la infancia) y diabetes tipo 2, que se desarrolla -por lo general- en la edad adulta y representa el 90 por ciento de los casos.

La segunda forma de la enfermedad puede provocar lesiones oculares (retinopatía), renales (nefropatía) y nerviosas (neuropatía diabética) a la vez que eleva el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y puede conducir a la amputación de miembros inferiores.

Gagliardino explicó que lo que más suele costarle a los  adultos que tienen diabetes tipo 2 es «modificar los hábitos que arrastran desde toda la vida», especialmente en lo que se refiere a la alimentación y a la actividad física.

El profesor de Educación Física Jorge Luna, quien además de paciente es presidente de la Federación Argentina de Diabetes, destacó que «lo importante es la educación diabetológica de la persona, concientizarla sobre la patología que vive».

«No olvidemos que con esta enfermedad estamos obligados a seleccionar los alimentos que ingerimos y controlar la ingesta calórica, en una sociedad que tiende a comer en forma hipercalórica», destacó Luna.

En la Argentina la diabetes, al igual que en todo el mundo,  «aumenta día a día su prevalencia, y su pobre control ocasiona complicaciones crónicas que incrementan los costos de su atención y disminuyen la calidad de vida de quienes la padecen», dijo Gagliardino.

La obesidad es un factor de riesgo para la diabetes, sobre  todo en las personas que alojan las grasas en el abdomen y en las que tiene antecedentes familiares de la enfermedad.

 

Comentarios