Rugby: Hernández sueña con la selección

El astro surgido de Deportiva Francesa sigue rehabilitándose de la operación en la espalda y confesó en un sitio especializado su deseo de estar otra vez en Los Pumas. "Pienso día y noche en cuándo voy a volver", aseguró.
viernes, 11 de junio de 2010 · 00:00

 

El apertura de la cantera de Tiva vuelve a París, pero a jugar al Metro.

 

El talento de Juan Martín Hernández es una de las deudas que todavía no pudo saldar el seleccionado argentino de rugby, Los Pumas.

La lesión que lo tiene fuera de las canchas desde hace un año le causó muchos dolores de cabeza a Santiago Phelan. Pero también el propio Juani sufre el mal de ausencias.

Regresar a un campo de juego y defender nuevamente a Los Pumas es la gran ambición que persigue y se la confesó al sitio especializado scrum.com.

“Decidí firmar por dos años con el Racing sólo pensando en Los Pumas”, declaró el apertura formado en Deportiva Francesa.

De esta manera confirmó su salida de los Sharks sudafricanos. “Si me quedaba en Sudáfrica, era como que me iba a quedar medio afuera de todo lo que sucediera con el seleccionado argentino; chau ventana de noviembre y concentraciones. Y la verdad es que no deseaba que sucediera esto”, aseguró.

De paso, el número 10 analizó su paso por el Súper 14, si bien no pudo jugar como deseaba debido a sus dolores de espalda.

“A Sudáfrica me había ido con la ilusión de cumplir el sueño que siempre tuve desde chico”, señaló. “Me acuerdo que con mis amigos del club (Deportiva) siempre decíamos que íbamos a irnos a jugar el Súper 14. Nos sabíamos todos los nombres de los jugadores y hasta hacíamos como si fuéramos ellos, je”, confesó.

“Así que cuando surgió la chance de ser parte del Súper 14 viajé con esas ganas, con todo ese entusiasmo. Pero lamentablemente el destino me jugó una mala pasada porque volví sin haber podido pisar la cancha. Además, de yapa, ligué una operación en la espalda. Estuve tres meses en cama con un corset y con una larga recuperación. Es más, la lesión puso en riesgo mi carrera como rugbier. Y claro, con todo este stress encima, regresé a la Argentina muy triste y angustiado”, describió.

 

-¿Los dirigentes de los Sharks te bancaron?

- Supieron comprenderme y, en todo momento, se portaron muy bien conmigo. Nunca me forzaron a nada. Me dijeron que hiciera lo que sentía y que volviera cuando quisiera. Fue un gesto muy lindo y, en ese momento, en el medio de todas las complicaciones que tenía, me emocionó que me hayan hablado de esa forma. Fueron muy cálidos, algo que no es habitual en este ambiente tan profesional.

 

-¿Cómo calificarías tu experiencia en Sudáfrica?

- Fue todo positivo. Viví en un país muy diferente a todos los conocidos y estuve en un club de lujo. En definitiva, todos estos factores fueron los que, en su momento, me tentaron a probar suerte allá.

 

La polémica francesa

-Vos sos muy querido por los hinchas del Stade Francais, ¿cómo creés que tomaron tu llegada al clásico rival?

- La verdad es que creo que habrán entendido y respetado mi decisión, porque la realidad es que fue el París el que, por problemas económicos, me dejó ir. Entonces no creo que se lo tomen a mal. Siempre tuve una excelente relación con el público del Stade y no creo que eso cambie por más que vista otros colores.

 

-¿Cómo estás hoy de tu lesión en la espalda?

-Hoy me siento bien. A casi dos meses de haberme sacado el corset, siento que la espalda está mejorando día a día. La primera parte de la rehabilitación la hice en Buenos Aires con Sergio Carossio, que me ayudó mucho. Y la segunda parte la estoy siguiendo con los kinesiólogos de Racing. Todo va muy bien, así que estoy con mucha motivación para poder regresar con todo.

 

-Los Pumas se pueden ilusionar con verte en noviembre dentro de la cancha…

- Ojalá. Pienso día y noche en cuándo voy a volver. Los días se me hacen largos y, desde que me empezó a molestar la lesión -un año-, todo se me hizo muy cuesta arriba. Tuve y tengo miedos, pero mi familia y mis amigos no dejan de estar al lado mío para apuntalarme. Todo este último año me ayudó a saber que, para volver, tengo que exigirme el doble; entrenar día y noche y dejar todo lo que tengo.

 

 -¿Te vas a quedar en París o volvés a la Argentina para ver los tests matches?

-Me vine a París antes de tiempo para continuar con la recuperación, que actualmente es lo más importante para mí. Pero también tengo que reconocer que me cuesta mucho y sufro al no estar en el equipo. Me mata ver a los chicos entrenar y jugar. Por eso decidí venirme y pensar en entrenarme acá, solo. Tal vez aparezca en alguno de los tests, pero depende de los tiempos que me lleve viajar y volverme enseguida. Sinceramente, la veo complicada… Así que nada, me quedaré acá, en París, soñando…

 

-¿Soñando con qué?

- Sueño con volver, sueño con algún día jugar de nuevo para Los Pumas. Volver; sólo sueño con volver…

Comentarios