Más de 500 personas dijeron presente para ayudar al Centro de Rehabilitación

El lugar es apadrinado por Araceli González, Fabián Mazzei y el ex rugbier Ignacio Rizzi. Hubo gran presencia de la farándula. Los fondos se utilizarán para adquirir equipamiento y realizar ampliaciones.
martes, 18 de mayo de 2010 · 00:00

Fue una velada sin fisuras, en la que todo salió tal cual lo soñaban sus organizadores: el lunes, el Hotel Sheraton fue escenario de “Una noche de esperanza”, cena de gala que contó con la presencia de gran cantidad de personalidades del espectáculo, y cuyo fin fue recaudar fondos para ampliar y equipar al Centro de Rehabilitación “Pilares de Esperanza”.

Inaugurado en 2008, el lugar ha conseguido un espaldarazo fundamental desde que hace dos meses se definieron sus padrinos: la modelo y actriz Araceli González junto su pareja, el también actor Fabián Mazzei, y el pilarense Ignacio Rizzi (presidente de la Fundación Rugby Amistad, entidad que nuclea a ex rugbiers que sufrieron graves lesiones espinales). Juntos, pusieron manos a la obra para colaborar con una institución que realiza más de 3 mil prestaciones por mes.

Asimismo, los organizadores coincidieron en que sus expectativas se vieron superadas apenas se lanzó la convocatoria, debido a que la respuesta fue un éxito desde el principio: a los pocos días de difundido el evento ya se habían agotado los lugares en las cincuenta mesas disponibles.

El show central de la noche estuvo a cargo de Los Nocheros, en el salón del Sheraton se destacaron con su presencia una gran cantidad actores y actrices, en su mayoría provenientes de las filas de la productora Pol-ka (ver aparte).

Las emociones estuvieron a flor de piel durante toda la gala, en especial al emitir un video con imágenes del centro, o con la canción que Isaías –un niño con Síndrome de Dawn- cantó junto a Lorena, su mamá. Asimismo, se realizaron sorteos que dejaron todavía más satisfechos a varios de los presentes.

Más allá de que el padrinazgo es compartido, el gran centro de atención fue Araceli González, quien con su belleza y simpatía cautivó a todos. La madrina explicó a El Diario que “la iniciativa surgió porque tuve la propuesta de mi kinesióloga Salomé  Grigüelo, que trabaja en el centro de rehabilitación. Fui para ver cómo estaba armado todo, las necesidades que tenían, y ví que todo estaba logrado por donaciones, entonces noté que tenía ganas de ser la madrina”. 

 

Mañana, todas las fotos y la información más completa en El Diario Regional.

Comentarios