Venció el plazo pero el botón de pánico no llega a los countries

El presidente de la cámara que nuclea a las agencias de vigilancia asegura que se necesitará una prórroga. Dice que no es sencillo compatibilizar el sistema con la tecnología de las comisarías.
sábado, 24 de abril de 2010 · 00:00

Aquiles Gorini asegura que será necesario prorrogar los plazos.

 

La batería de medidas acordada a mediados del mes pasado entre el gobierno provincial y la cámara que nuclea a las empresas de seguridad (CAESI) para frenar la ola de robos que tuvo como blanco a los countries todavía registra algunas deudas en cuanto a su implementación.

Por ejemplo, si bien hace poco más de una semana venció el plazo fijado para que las garitas de vigilancia de los clubes de campo implementaran un “botón de pánico” con el fin de darle aviso a la policía ante cualquier situación de alerta, son muy pocas las urbanizaciones que ya cuentan con ese mecanismo.

En ese sentido, el presidente de CAESI, Aquiles Gorini, manifestó que será necesario solicitarle una prórroga al Ministerio de Seguridad bonaerense, debido a que las agencias necesitarán un lapso más prolongado –por lo menos de un mes más- para subsanar la incompatibilidad que existe entre la tecnología existente en el mercado respecto a estos equipos de comunicación y el equipamiento del que disponen en la actualidad la mayoría de las comisarías y destacamentos policiales.

“Lamentablemente, como ya lo preveíamos, los 30 días no alcanzaron para que se implemente en todas partes el botón de pánico porque hay en  problemas de incompatibilidad entre el sistema de los countries y el de las comisarías de algunas jurisdicciones”, explicó el titular de CAESI.

Esta medida fue dispuesta a raíz de la ola de asaltos que se abatió sobre barrios cerrados, clubes de campo y countries de Pilar y del resto del territorio bonaerense. Asimismo, se estableció un protocolo para que personal policial tenga acceso a esos lugares custodiados por empresas privadas de seguridad.

“Todos los countries, clubes de campo y barrios cerrados están obligados a disponer de un sistema de alarma, equipado como mínimo de un pulsador de emergencia fijo en el puesto de guardia del servicio de seguridad o de la portería, que se activará en caso de sospecha o inminencia de un asalto a dicho puesto o de cualquier otra zona de su interior”, señala la normativa.

De esta forma, el botón anti pánico “reportará en la dependencia policial más próxima, en la cual se activará la señal de alarma, la cual se visualizará a través de algún dispositivo lumínico intermitente y de un buzzer que alerte sonoramente a la guardia policial”.

Otra de las cuestiones que según Gorini aún se encuentran pendientes de implementación es la categorización de los countries. Mediante esa iniciativa se establecerían categorías de urbanizaciones teniendo en cuenta variables como cantidad de habitantes, número de casas, cantidad de hectáreas, y kilómetros de caminos internos.

De acuerdo a esto, se reglamentaría el número mínimo de vigiladores privados para garantizar la seguridad. “Muchas veces por abaratar costos las urbanizaciones contratan menos custodios de los que realmente necesitarían. Esta normativa permitiría evitar eso”, explicó el titular de CAESI. 

Comentarios