Piquete por despidos motivó denuncia y amenaza de más cortes

Trabajadores de la alimentación bloquearon la calle 15. La CEPIP denunció la agresividad y el aislamiento al que se vieron sometidas tres industrias. "Vamos a hacer arder el Parque", respondió el gremio.
martes, 20 de abril de 2010 · 00:00

Los trabajadores mantuvieron cortada la calzada durante más de una hora.

 

En lo que pareció ser la primera demostración de fuerza de la flamante Dirección Gremial creada por el Municipio y bendecida semanas atrás por el gobernador Daniel Scioli en su acto de lanzamiento, trabajadores y afiliados al Sindicato de la Alimentación (STIA) realizaron ayer por la tarde una enérgica protesta frente a la planta de la empresa SPF, ubicada en el Parque Industrial, motivada por el despido “incausado” –según sostiene el gremio- de un empleado.

Antes, por la mañana, un reclamo desatado por motivos similares había tenido lugar en el ingreso a la panificadora Bimbo, pero terminó con acuerdo entre las partes.   

La medida de fuerza que tuvo como blanco el establecimiento de la firma dedicada a la elaboración de esencias para alimento de mascotas incluyó un piquete sobre la calle 15 del complejo fabril que se extendió desde minutos antes de las 13 hasta alrededor de las 14.30, y que dejó aisladas a tres empresas durante la hora y media que duró la manifestación.

En ese mismo lapso, los sindicalistas quemaron también gomas sobre la calzada obstruida, arrojaron bombas de estruendo, y pintaron con aerosol insultos dirigidos a los responsables de la empresa además de la leyenda “Basta de despidos”.

A su vez, algunos de los integrantes de la veintena de manifestantes que portaba bombos y redoblantes arrojaron barro contra el frente vidriado del establecimiento a modo de escrache.

 

Cruces

Como réplica, la cámara empresaria del complejo fabril local (CEPIP) presentó una denuncia policial aludiendo, entre otros cargos, el bloqueo de accesos públicos. Lejos de amedrentarse, el congresal de la Federación de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (FETIA) –que fue nombrado además director gremial de la Comuna-, Jorge Juárez, amenazó con hacer “arder” el Parque, y con cortar todas sus vías de entrada y salida, si en el plazo de 48 horas que fijó la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo bonaerense para volver a reunir a las partes en una audiencia conciliatoria SPF no accede a la reincorporación del empleado despedido.

“La cámara puede hacer todas las denuncias que quiera, pero lo que las empresas tienen que saber es que el trabajador a partir de ahora no está solo porque hay en el Municipio una delegación gremial que lo respalda. SPF ofrece doble y hasta tripe indemnización, pero nosotros exigimos que se restituya el puesto de trabajo y, si eso no sucede, en 48 horas va a arder el Parque Industrial y vamos a cortar todos los accesos”, amenazó el funcionario.

Además, Juárez alertó que si la CEPIP “lo que pretende es evitar desmanes mayores, lo que debe hacer es darle una mano al trabajador para que sea reincorporado. No puede suceder más esto de que porque un trabajador piense distinto al jefe sea echado”.

 

 

Denuncia 

Las empresas llevan el tema a la policía

El gerente de la CEPIP, Jorge Alonso, manifestó su indignación, fundada en el aislamiento al que fueron condenadas tres industrias que tienen sus ingresos sobre la calle 15, debido a que esa arteria sólo tiene salida hacia la calle 9, acceso que permaneció una hora y media bloqueado por el reclamo gremial.

“Esta protesta nos afectó de manera muy especial porque dejaron encerradas a tres empresas. Además, la actitud de los manifestantes fue de una agresividad terrible, y con el fuego que generaron y las bombas de estruendo que arrojaron pusieron en riesgo la vida de cientos de personas con estas manifestaciones totalmente exageradas y de cariz mafioso”, expresó el representante de la cámara.

Con esos argumentos, la CEPIP radicó ayer por la tarde una denuncia en la Comisaría 1º de Pilar. A su vez, Alonso mostró también su malestar con las autoridades municipales debido a que no mediaron en ningún momento para descomprimir la tensión. “Me comuniqué con Ricardo Male (secretario de Gobierno municipal) y me dijo que era un tema policial y que ellos no podían hacer nada al respecto”, sostuvo el gerente de la cámara.

Comentarios