Tribuna del lector: Recuperar la lucha del campo popular

miércoles, 24 de marzo de 2010 · 00:00

La Agrupación José Artigas, está formada por un grupo de trabajadores, docentes y profesionales de distintas actividades, que decidimos juntarnos, para participar de la discusión y el debate, tanto de nuestra actualidad, como de nuestra historia, a través del debate y el intercambio de opiniones y la posterior elaboración de documentos públicos (de los cuales éste es el primero) con el objetivo que sirvan de punto de partida a nuevas discusiones.

En este 24 de marzo, queremos decir que hace 34 años comenzó en nuestro país la más cruel dictadura militar de nuestra historia. Si bien el horror aplicado por el último gobierno militar es hoy, la cara más conocida de ese gobierno de facto, creemos necesario resaltar que ese horror fue un plan elaborado por el poder económico transnacional y ejecutado por el Estado argentino, con el apoyo incondicional del gobierno de los EE.UU., principal potencia mundial de esa época y de ésta, y en consonancia con lo que sucedía en casi todos los países latinoamericanos.

Con un discurso que hacía hincapié en el vacío de poder, para terminar con el desgobierno y la corrupción, este golpe reaccionario tuvo como objetivo por un lado, acabar con sectores de la sociedad que buscaban una transformación radical, y por otro modificar el país gestado treinta años antes, un país basado en la producción industrial, orientado al mercado interno, con pleno empleo y con una distribución de la riqueza equilibrada entre obreros y patrones.

Para ello aplicaron el terror, a través de ese plan sistemático de secuestros, desapariciones, torturas y exterminio de dirigentes y militantes del campo popular, con el claro objetivo de debilitar a los trabajadores, uno de los pilares del modelo de país que intentaban destruir, para poder instalar el modelo neoliberal.

Apoyando este nuevo modelo de país y sosteniendo la dictadura, estaban quienes se verían beneficiados con las nuevas políticas: los grupos multinacionales, los grandes empresarios nacionales, quienes contaron con el apoyo de la jerarquía de la Iglesia Católica, los grandes diarios y los partidos políticos minoritarios derrotados en las últimas elecciones.

Para sostenerlo, se llevó adelante una política comunicacional, educativa y cultural destinada a: convertirnos a los argentinos en delatores de nuestros vecinos y compañeros; a transformarnos en individualistas y egoístas, víctimas del miedo; y destinada también a que aceptáramos con sumisión y resignación la realidad impuesta.

La consolidación del modelo de país impuesto por la dictadura, mantenido e incluso profundizado por varios de los gobiernos democráticos que siguieron exhiben aún hoy sus consecuencias. Es por los resultados de las políticas aplicadas por los que debemos juzgar a los ideólogos y a los ejecutores de la política nacional desde la dictadura militar hasta la actualidad.

Entonces, reconociendo que en 1976 el campo popular recibió su derrota más dura, vamos a tratar de continuar la lucha de quienes pese a todo, a su manera, siguieron luchando por llevar una vida digna, desde los trabajadores que inventaron el trabajo a tristeza para reclamar aún frente a las prohibiciones; los estudiantes que reclamaron el boleto estudiantil, aún frente a la represión; y a las madres que salieron a caminar, frente a todo; para reconocernos herederos de todos los argentinos que, lucharon, luchamos y lucharemos, para construir un nuevo país libre, justo y con oportunidades para todos.

Para ello, en una etapa como la actual, donde los viejos actores que apoyaron a la dictadura salen a la luz, intentando influir en el destino de la patria por medios no democráticos; convocamos a quienes quieran participar en la discusión y posterior construcción de nuestra ciudad y nuestra sociedad, la que queremos, no como mero reclamo, sino como compromiso a asumir, cada uno desde su lugar, a la vez que todos juntos en los lugares públicos, sabiendo que las grandes obras requieren grandes esfuerzos, y que el país se hizo y creció con el esfuerzo de todos y con el trabajo de todos.

 

Agrupación José Artigas joseartigas@hotmail.com

 

 

Comentarios