Quejas y reclamos de los lectores a causa de las inundaciones

Dicen que los anegamientos generados por el temporal se produjeron como consecuencia de la falta de obras hidráulicas. También culpan a los trabajos mal realizados.
domingo, 21 de febrero de 2010 · 00:00

 

Una vecina del barrio La Lomita, soportando la lluvia de ayer a la tarde.

 

Tras los 105 milímetros de agua caídos en Pilar durante la tarde del viernes, 90 de los cuáles se precipitaron en apenas 1 hora y media, los vecinos de diferentes barrios y localidades del distrito manifestaron sus quejas e indignación a través de comentarios vertidos en http:// www.pilaradiario.com, el sitio de internet de El Diario Regional de Pilar.

Es que los lectores atribuyen muchos de los trastornos ocasionados por el fuerte temporal a la falta de obras de infraestructura por parte de los organismos gubernamentales.

Ester, de Villa Morra II, señaló que “la lluvia del viernes afectó la calle Soler, entre ruta 8 y Sarmiento (al igual que Las Piedras), porque están rotos o tapados los caños. Eso lo sufren los frentistas con el ingreso del agua a sus viviendas”.

A su vez, Pablo atribuyó el problema a la falta de planificación. “Crecimos mucho y desordenadamente. En lugares donde no se puede construir se hicieron viviendas y edificios no permitiendo el normal escurrimiento de las aguas. En donde hay bañados se hicieron countries, en las cuencas de los arroyos se compraron tierras muy baratas y se vendieron en fortunas. Lamentablemente, la ambición por crecer nos lleva a esto”, opinó el lector.

En tanto, Jorge García reclamó: “Intendente, haga obras en serio y no de mentira. Hay que hacer obras que no se ven, no las que se ven y se rompen. Eche a los incapaces, no se olvide que el año que viene hay elecciones”.

Por otra parte, Alfredo Aranzasti, vecino del barrio Bonanza, escribió: “En el barrio padecemos inundaciones desde hace 4 años, fecha en que fue modificada la ruta 8. Después de hablar con los ‘entendidos’ (Laura Annechini; Marcelo Píccolo; y ‘el ingeniero en hidráulica’, el señor Kastelic), quisiera comentarles que el problema empeora, no mejora. En el 2007, el doctor Zúccaro y su secretario de aquel entonces Fernando Rumi (parados en la esquina de mi casa bajo el agua) prometieron soluciones. Al día siguiente, la máquina retroexcavadora limpió las zanjas. Una tomada de pelo”.

Mediante el sitio web, María interrogó: “Quisiera hacerle una ‘preguntonta’ a las personas entendidas en el tema que tuvieron algo, poco, o mucho que ver en la modificación que se le hizo a la ruta 8 desde el tanque de agua hasta la calle Guido: ¿Dónde se les ocurrió que iba a ir toda esa agua que antes era absorbida por la tierra (al costado de la ruta) y por las zanjas?. Yo tengo la respuesta; la tenemos en las viviendas que están en los barrios al costado de la ruta”.

En el mismo sentido, una vecina del Bonanza manifestó: “por cuarta vez desde que hicieron la modificación en la ruta 8 tengo el agua adentro de mi casa. ¿Cuándo va a haber en Pilar (que ha crecido una enormidad) obras que no sean las que a primera vista dan votos? Por favor, vamos a estar mucho más agradecidos si nos cuidan, en este caso la vivienda, que si ponen asfaltos que se rompen”.

 

 

Comentarios