Entrevista a Anushka Elliot

La diseñadora elegida por Máxima busca proyectarse de Pilar al mundo

Tiene 32 años y es la creadora de un saco que la reina de Países Bajos lució en una visita oficial. La prenda se agotó al instante entre un boom de demandas. En abril abrió un local en La Aldea.
domingo, 17 de julio de 2022 · 08:23

Fue el pasado junio, en la ciudad de Valkenburg, Países Bajos, donde el hasta entonces “saco largo pardo celeste” de la firma argentina Anushka Elliot fue renombrado de forma drástica e irrevocable como “el saco de Máxima”.

El haber sido elegido por la reina argentina de ese país europeo para una visita protocolar junto a su marido, el monarca Guillermo, fue condición suficiente para que la creación de la diseñadora radicada en Pilar que en abril inauguró un local en el predio La Aldea (kilómetro 44 de la Panamericana), se agotara de forma automática y se convirtiera en la prenda más pedida por antiguas y nuevas clientas.

Anushka Elliot nació en Caracas, Venezuela, hace 32 años. Desde los 15 vive en la Argentina, cuando sus padres decidieron emprender el regreso a su tierra natal. Hace cuatro años lanzó su línea de ropa que comenzó vendiéndose en “Sentido” el prestigioso local de diseño que su madre, Sol Rueda, tiene en José Ignacio (Uruguay), para luego extenderse a la Ciudad de Buenos Aires y recientemente a Pilar.

-¿Cómo llegó tu tapado a manos de Máxima?

- A través de un conocido que le gusta mi ropa, se lo comentó porque tenía un contacto con ella y la verdad que un lujo. Está buenísimo que se valore el trabajo que uno hace. Apuntar a que gente de otros países le interese tu producto es ampliar el conocimiento de lo que uno hace, abarcar a nuevos públicos.

-Máxima es muy de mostrar su apoyo simbólico a diseñadores argentinos usando sus prendas sabiendo que es una gran vidriera.

- Sí, por más que no lo diga verbalmente, te das cuenta que mira, le interesa, es que vivió toda su vida acá. Es importante el apoyo para los que se la juegan a apostar, estamos todos acá en una que nunca es fácil.

-¿Tuviste una devolución?

- Personalmente no me hizo llegar nada. Es súper reservada, pero anteriormente ella recibió otra cosa mía y me mandó una carta agradeciendo porque se lo había mandado a través de una persona que iba hacia allá. Es una persona súper atenta y agradecida.

-¿Cuál fue la repercusión después de que lo usara Máxima?

- Estaba agotado en Argentina y como teníamos un par en Uruguay logramos que alguna clienta lo tenga. Ahora está totalmente agotado y estamos tratando de tener una reposición porque hay muchas clientas que se quedaron con ganas. La demanda se incrementó mucho y ya se llama “el saco de Máxima”.

-¿Cómo definirías el estilo de tu marca?

- Es una marca que creé pensando en un universo que no veo, mi mundo interno. Apunto a hacer prendas en poca cantidad, con atención a cada detalle, que sientas que estás viajando. Me interesa mucho que sea una cosa que trascienda. Que no sea solo un producto. La ropa que hago es para que la gente la sienta como un mimo, que sientas que suma a su seguridad interna. Es una estética latinoamericana pero multicultural y con conciencia del cuidado del ambiente.

-¿La moda mira cada vez más hacia lo sustentable?

- Creo que sí, pero no es fácil en este país. Es como un doble trabajo. Hay trabas pero como al final uno ama tanto a la Argentina, te lo terminás bancando. Te desmotivás y volvés a tener ganas.

¿Por dónde pasa esa motivación?

- No sé, hay algo de este país que te vuelve a motivar. Estamos todos en la misma y le buscamos la vuelta. Tiene una belleza enorme y seguimos apostando.

Pilar, la nueva parada

En abril Anushka y su mamá abrieron en La Aldea una sucursal de Sentido, el local que reúne objetos provenientes de países exóticos y otros de manufactura local. 

“A nosotros nos gusta crear este mundo donde encontrás todo lo que necesites para darle calidez a tu casa y además para vestirte. Está todo pensado. No es un consumo, no es solo un producto, es algo que te va a hacer sentir mejor a vos. En Pilar no hay una propuesta que tenga todo esto”, explicó la diseñadora radicada en el distrito, desde donde busca proyectarse al exterior.

“Vendí en Estados Unidos y Francia y la apuesta es seguir creciendo. Mi idea es ir de Pilar al mundo”, afirmó.

-¿Por qué apostaste a Pilar?

- Pilar es una atracción enorme fuera de la ciudad. Es como un polo que podría reemplazar a la vorágine de la ciudad, conectado con espacios verdes, más aire. Yo apunto a eso, a estar en espacios más amplios. Y La Aldea, donde hay locales para sentarse a comer, al aire libre, envuelve una idea que está buena. Se genera un buen clima y el clima es todo.

Tendencia, estilo y cuerpos reales 

Puesta a definir conceptos como moda, tendencia y estilo, cuyos significados en ocasiones se tornan difusos, Anushka explica que “la moda abarca todo y la tendencia es algo se va dando socialmente”. “A mí no me importan las tendencias, -asegura- de alguna manera las absorbo pero no es algo que me interese”. 
Aclara que “el estilo es lo más importa. Es lo que sos vos. Cada uno tiene que generar el suyo. Yo hago productos que duren en el tiempo. Es la diferencia con la moda porque lo que hacen las multimarcas son productos baratos que se descartan rápido”. 
La apertura hacia una variedad de talles que rompa con el paradigma de la extrema delgadez imperante en las décadas de 1990-2000 es otro de los desafíos recientes del mundo de la moda. Frente a esto, Anushka tiene una posición tomada, clara y contundente que apunta a la inclusión de todas las morfologías.  “Hay que empezar a ampliarse, que nadie sienta que no puede ser parte por sus formas físicas. Nosotros queremos que todo el mundo tenga un producto nuestro y si es necesario hacemos prendas a medida”, concluyó. 

Comentarios