Retrocede el poder adquisitivo

Cayó el consumo en súper y centros mayoristas en agosto

Por la inflación, la compra de alimentos financiada con tarjeta de crédito creció hasta un 84% en los supermercados. En shopping las ventas aumentaron 15,9%.
miércoles, 26 de octubre de 2022 · 07:50

La alta inflación hizo caer en agosto las ventas por cantidades en los supermercados un 0,2% interanual y en los autoservicios mayoristas, un 2,1%, aunque en estos últimos aumentó también la compra de alimentos con tarjeta de crédito.

La financiación de compra de alimentos, que representa el 90 % de las ventas de supermercados, con tarjetas de crédito aumentó un 84,3% interanual y un 58,2% en los centros mayoristas, en la misma comparación.

La mayor utilización del dinero plástico revela la falta de efectivo por la pérdida del poder adquisitivo de los consumidores, frente a la inflación que en agosto alcanzó el 7,0%, de alza en los precios minoristas.

Las ventas totales a precios corrientes abonadas con tarjeta de crédito sumaron un total de 81.530.628 millones, que representó el 36,2% de las ventas totales.

En los autoservicios, las ventas pagadas con las tarjetas de crédito sumaron $6.513.078 millones, lo que significa el 17,6% del total.

En agosto, los precios internos de los supermercados subieron un 7,7% y en los centros mayoristas un 8,4%, por encima de la inflación de ese mes.

En la comparación interanual, los precios de ambos megacentros comerciales también se ubican por encima de la inflación, y en los supermercados aumentan un 81,1% y en los mayoristas un 82,8, por encima del 78,5% de la variación de los precios minoristas.

Ambos megacentros comerciales registraron subas en la facturación a precios corrientes, teniendo en cuenta la inflación de precios, ya que los supermercados sumaron ingresos por ventas por $225.510,6 millones que representa un incremento de 80,6%, y los mayoristas facturaron por $37.060,1 millones, lo que equivale a una suba del 78,6%respecto al mismo mes del año anterior.

En los centros de compras o shopping, que concentran principalmente la ventas de vestimenta y artículos suntuarios, tuvieron un aumento del 15,9% interanual, mientras que la facturación a precios corrientes llegó a los $57.105,3 millones que representa un incremento de 123,3%, comparado con el mismo mes del año pasado cuando esos centros todavía enfrentaban restricciones en su actividad por la pandemia.

Las ventas totales a precios corrientes en los centros de compras de la ciudad de Buenos Aires alcanzaron un total de $19.033,6 millones que significó un alza del 143% y en los partidos del Gran Buenos Aires fueron de $16.495,6 millones que constituyó un aumento del 126,8% con relación al mismo mes del año anterior.

 

Comentarios