La economía local de los últimos 3 años, desde un enfoque multisectorial

Referentes de distintos sectores de la actividad económica local brindaron su panorama. Fueron convocados por el programa radial Parque de Inversiones que ayer celebró su tercer aniversario.
domingo, 17 de julio de 2011 · 00:00

 

Daniel Castro (SCIPA); Roberto Videle (La Eco) , Haydée Burgueño (inmobiliaria) y Fredy Llosa (desarrollos).

 

 

Tras el primer boom de desarrollo que experimentó el distrito entre mediados de los 90 y principios de la década pasada, el Partido comenzó a atravesar en los últimos años una segunda ola de crecimiento de características diferentes a la explosión originaria.

Los grandes shoppings de la Panamericana se transformaron en centros comerciales a menor escala y más cercanos al casco céntrico pilarense relegado en gran medida del primer boom. En tanto, los countries y barrios privados devinieron en complejos de condominios hoy más codiciados por los inversores que buscan obtener una renta que por los consumidores finales de viviendas familiares.

Convocados por el programa radial (Pdi) Parque de Inversiones que celebró ayer su tercer aniversario al aire de FM Plaza (92.1 mhz), referentes de distintos sectores de la economía local ofrecieron su diagnóstico sobre los últimos tres años, cada uno enfocado en su actividad específica.

 

Mercado inmobiliario

“Esta zona, debido al crecimiento que ha experimentado y al crecimiento de la población, tiene un gran déficit de viviendas. Por lo tanto, el producto que ha sido el más requerido en el último tiempo es el condominio, tanto por consumidores finales como por inversores. En realidad, el 90% de los condominios vendidos desde el pozo han sido movidos por el inversor que busca conservar el valor de su dinero y ofrecer al mercado un producto que le da una renta de las mejores que hay en el país. La renta que da Pilar es de entre el 8 y el 12% anual; no hay muchos lugares que den esta renta, casi te diría que es imposible”, explicó Haydée Burgueño, titular de la inmobiliaria homónima.

Además, la empresaria de extensa trayectoria en el mercado local de bienes raíces señaló que la predilección de los inversores hacia los ladrillos se debe a que “en Pilar en los últimos años la falta de vivienda hizo que se requirieran muchísimas propiedades y el precio de la tierra es mucho más barato en Pilar que en otras zonas. Por lo tanto, se sacan los productos a un precio increíble y para el inversor es un paraíso Pilar. La renta es alta y el resguardo en ladrillos es muy seguro. El ladrillo se ha convertido en el resguardo que no brindan hoy los bancos y por eso es hoy la inversión alternativa al dólar y al banco. El dólar no ofrece garantías de crecimiento y con el plazo fijo existe siempre la duda y el temor”.

De todos modos, Burgueño manifestó que en el último tiempo la actividad inmobiliaria registró algún grado de desaceleración. “En el último tiempo se ha desacelerado un poquito. Porque en los últimos 3 años ha venido creciendo bastante el precio de la construcción, como mínimo un 10% anual. Eso está colocando ya los valores a niveles muy altos y la gente está temiendo que ésto sea una burbuja como sucede en otros lugares. El hecho de que los precios no bajen a pesar de la desaceleración hace que nos pongamos a pensar si realmente el precio está tan alto o si nos estamos equivocando”.

Por último, la empresaria resaltó el principal inconveniente que padecen los consumidores finales para llegar a la compra de inmuebles: la falta de crédito. “No hay crédito y entonces no podemos evaluar el mercado a través del consumidor final; habría muchas más ventas si hubiese un crédito accesible para la gente joven. Esto es una pena porque el crédito sería el arma que está faltando para completar el ciclo. Creo que las próximas elecciones y el precio muy alto de la construcción han hecho que la actividad se desacelere un poco.  Un 10% de la desaceleración se debe a las elecciones. Pero, ante la duda de si el dólar va a subir o no, o si va a cambiar el Gobierno o no, se sigue apostando al ladrillo”, aseguró.

 

Comercio

Si bien desde la cámara que nuclea a los comerciantes de la localidad de Pilar, la SCIPA, aseguran que las ventas en los negocios de la ciudad ha experimentado buenos niveles en los últimos años, la entidad continúa planteando su preocupación respecto a la competencia que ejercen los grandes hipermercados que se continúan asentando fundamentalmente a la vera de la Panamericana.

“Una cosa son los paseos de compras o shoppings y otra los hipermercados. Cuando se inauguran paseos de compras no hay problemas porque se puede competir con los comercios que se instalan allí como con cualquier otro local. Pero los hipermercados son otra cosa, se manejan de otra forma, tienen otra modalidad, y por eso venimos reclamando en la Provincia para evitar los abusos que cometen las grandes cadenas que atentan contra el comerciante tradicional pequeño y mediano”, opinó el presidente de SCIPA, Daniel Castro.

 

Construcción

Con relación a lo acontecido en el mercado de la construcción y del real estate en los últimos tres años, el desarrollador local Fredy Llosa, presidente de Arquinova Casas y de Grow Up Inversiones y Desarrollos, sostuvo que las inversiones en proyectos inmobiliarios siguen siendo el puntal del desarrollo económico pilarense.

“El desarrollo de Pilar está apoyado en el real estate y la inversión inmobiliaria. La migración hacia el distrito que se dio desde los 90 se ha dado porque Pilar es un ejemplo de economía regional autosustentable, con independencia. Los que ya somos viejos acá en Pilar consumimos, vivimos y disfrutamos dentro de nuestro querido Pilar. Con las dificultades que implica hoy llegar a la Ciudad de Buenos Aires, la gente que viene se va quedando a vivir acá, traslada sus oficinas, y sus empresas que empiezan a tener sus sedes administrativas acá en el distrito”, destacó el desarrollador.

 

 

Supermercadismo
En la segunda ola de desarrollo de Pilar, el crecimiento demográfico y comercial del distrito, que en el primer boom se dio casi exclusivamente a la vera de la autopista, se empezó a verificar también en el casco céntrico pilarense.

Ese fenómeno, según señala el titular de la cadena de supermercados La Eco Roberto Videle, benefició no sólo a las distintas bocas de expendio que posee su empresa en territorio pilarense, sino también al comercio en general de la ciudad. “En Pilar centro ha habido un crecimiento demográfico muy importante que yo no había visto nunca. Eso no sólo es importante para nosotros sino también para todos los comercios del centro de Pilar”, manifestó el empresario supermercadista.

 

 

Comentarios