Comitiva de Scipa participó de una jornada contra el “comercio ilegal”

Concurrieron representantes de cámaras mercantiles e industriales de todo el país. Se debatió el proyecto de ley provincial que pretende regular la instalación de las ferias denominadas “saladitas”.

miércoles, 22 de junio de 2011 · 00:00

 

Daniel Castro encabezó la comitiva local en el encuentro con autoridades.

 

Una comitiva de la cámara de comercio de Pilar (Scipa) participó ayer de la Jornada contra el Comercio Ilegal y en favor de la Regionalización Productiva que se realizó en el Hotel NH del barrio porteño de San Telmo.

Daniel Castro, el presidente de Scipa, encabezó la delegación que estuvo integrada también por otros miembros de la comisión directiva de la entidad local.

El ministro de la Producción bonaerense, Martín Ferré, fue uno de los principales oradores durante el encuentro organizado conjuntamente por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), la Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA) y la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA).

A lo largo de la jornada, de la que participó también el presidente del Grupo Banco Provincia Santiago Montoya quien presentó el Plan de Regionalización provincial,

 

Nueva ley

Ferré sostuvo que desde el Ejecutivo se pedirá a la  Legislatura el pronto tratamiento del Proyecto de Ley que regula la instalación de los centros de compra conocidos como “saladitas” y señaló que la iniciativa no tiene por objetivo prohibir la actividad sino organizarla.

Entre otros aspectos, la medida pretende regular el funcionamiento de las ferias en temas tales como la dimensión de los puestos y de los pasillos, la obligación de que haya salidas de emergencias, baños y estacionamiento, así como días específicos de venta, mostrar precio, calidad de ropa y procedencia.

El texto establece además las superficies máximas que cada emprendimiento podrá tener de acuerdo a la cantidad de habitantes de cada distrito en el que se radique y prohíbe la instalación de estas ferias en zonas donde no existan servicios públicos esenciales como agua corriente y cloacas.

Para los municipios de menos de 300 habitantes –lo que sería el caso de Pilar-, la marca a no superar serán los 1.500 metros cuadrados de superficie. En tanto, para las de menos de 500 mil, 2.500 metros cuadrados; y para los municipios de más de medio millón de habitantes, un tope de 3 mil metros cuadrados.

A fines de abril pasado, Scipa realizó las primeras consideraciones acerca del proyecto que busca regular la radicación de las ferias denominadas “saladitas” en toda la Provincia de Buenos Aires.

En ese sentido, Castro manifestó que, si se respetan al pie de la letra las exigencias que establece la normativa en estudio, las “saladitas” dejarían de ser una “competencia desleal” y quedarían en igualdad de condiciones ante la ley que el resto de los comercios del distrito.

No obstante, el dirigente mercantil aclaró que el proyecto se encuentra aún en proceso de análisis, y que se deberá aguardar para determinar si no sufre alguna modificación en el transcurso de las próximas semanas, antes de que llegue a ser debatido en el recinto de las cámaras de diputados y senadores provinciales.

Comentarios