Derqui ganó en Luján y reza por un milagro

sábado, 10 de diciembre de 2011 · 00:00

 

A pesar de presentar una formación ajustada, Derqui ganó en Luján.

 

 

Presidente Derqui cumplió con creces y ahora espera su partido con Atlético para buscar un lugar en los playoffs del Torneo Clausura de la Liga Zárate-Campana de Básquet.

El jueves por la noche, en la 13ª fecha de la Zona C, el Rojinegro venció  cómodamente 64-49 a Platense en Luján y acortó la brecha con Porteño de General Rodríguez en la disputa por el liderazgo del grupo.

Ahora, los dos equipos pilarenses se enfrentarán el próximo martes en el cierre de la fase inicial, pero con este resultado Derqui ya aumentó considerablemente sus posibilidades de meterse en la semifinal como el mejor segundo de las tres zonas, aunque dependerá de un milagro para acceder a los playoffs.

Por lo pronto, el Rojinegro se lució en Luján con una gran actuación de Enuel Casquero (21 puntos) y sumó un triunfo que alimentó sus expectativas.

Después de un primero cuarto parejo y muy friccionado que finalizó con el marcador igualado en 14, Derqui fue de menor a mayor y marcó la diferencia en el segundo.

El conjunto que dirige Sebastián Velázquez ganó presencia en el juego interno a partir de los rebotes capturados por Patricio Márquez y Casquero. Así aumentó la distancia en el marcador y cerró la primera mitad ganando 32-28.

En el tercer cuarto creció la figura de Emiliano Casquero y los derquinos liquidaron el partido con un parcial de 20-10 que redondeó un 52-38 antes del último período.

En los 10 minutos finales, Derqui cuidó la diferencia y cerró el encuentro sin mayores sobresaltos con un parcial de 12-11.

 

La síntesis

Platense: 49. 7-N. Franzanti (6), 8- N. Miralla (6), 11- L. Núñez, 12-J. Laspada (13), 13-H. Lergino (11) y 15-J. Capillas (13). DT: H. Capillas.

Derqui: 64. 4-En. Casquero (21), 5-R. Bejarano (13), 8-P. Márquez (12), 10-Em. Casquero (12), 11-M. Flores (2) y 12-P. Velázquez (3). DT: S. Velázquez.

Parciales: 14-14, 22-38, 32-58 y 49-64. Jueces: Pablo Cesio y Damián Malazuk.

Comentarios