Proyectan un centro de transferencia para descomprimir la autopista

Se construiría en Panamericana y Caamaño, a la altura del puente de Los Lagartos. Tendría como objetivo que los automovilistas dejen el vehículo en ese lugar y continúen en tren a Capital.
domingo, 2 de octubre de 2011 · 00:00

 

La idea central del proyecto es descomprimir el tránsito de la autopista Panamericana.

 

 

El Pilar del futuro demandará desafíos relevantes destinados a generar proyectos tendientes a que las ciudades que integran el distrito no colapsen como consecuencia del crecimiento demográfico, comercial e industrial.

En ese sentido se enmarca uno de los planes de obra más ambiciosos que ya planifica el gobierno municipal para los próximos años: crear un centro de transferencia en Panamericana y Caamaño (a la altura del puente de Los Lagartos) destinado a descomprimir el tránsito de la autopista.

La iniciativa, que ya fue presentada por el intendente municipal Humberto Zúccaro ante los gobiernos porteño y de la Provincia, persigue como objetivo construir –mediante inversión privada- un gran playón de estacionamiento y una estación de la línea ferroviaria Belgrano Norte -que pasa por ese lugar y une Villa Rosa con Retiro-, con el fin de que los automovilistas dejen sus vehículos allí y continúen en tren su viaje hacia la Ciudad de Buenos Aires.

Ese proyecto, para el cual el Municipio busca fuentes de financiamiento de origen privado, permitiría aliviar el tráfico vehicular del Acceso Pilar que en las horas pico se torna caótico, y disminuir el costo de viaje.

Otro de los anhelos del gobierno municipal de cara a la planificación futura del distrito es obtener algo que viene gestionando desde el 2009: un préstamo del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) que le permita a Pilar poder contar con una estación de transbordo que concentre todas las líneas de colectivos y el ferrocarril en la estación de trenes de la Línea San Martín.

Hace alrededor de dos años, el Gobierno Nacional, por medio de la Secretaría de Transporte, había convocado a la presentación de proyectos para construir la obra; pero aquel proceso quedó trunco.

El intendente Zúccaro señaló en más de una oportunidad que la Comuna está trabajando en este proyecto a través del Programa de Transporte Urbano de Buenos Aires (PETUBA) que depende del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación.

Ante la solicitada que había sido publicada por el Gobierno Nacional en medios de circulación nacional allá por noviembre del 2009 y que abría el proceso licitatorio, el mandatario local había señalado por aquel entonces: “Ya estaba acordado que podía haber plata del Banco Mundial y ojalá en el 2010 podamos tener este centro de transbordo y darle otra característica a las vías de circulación del centro de Pilar”. Ese anhelo todavía por el momento no tiene fecha de cumplimiento, aunque continúa dentro de la lista de prioridades del Municipio.

 

Otro anhelo

Otro de los anhelos del gobierno municipal es poder lograr la integración vial de todos los polos productivos del distrito y la región con el objeto de favorecer la logística y abaratar los costos de transporte. Ese desafío persigue como fin último que el Partido adquiera un valor diferencial a la hora de atraer inversiones.

En ese sentido, el secretario de Gobierno municipal, Ricardo Male, aseguró que la Comuna trabaja por estos meses para obtener el financiamiento necesario para concretar el proyecto de crear un camino de 9 kilómetros de longitud que en lace el Parque Industrial de Pilar con el polo productivo de Villa Rosa que se extiende a lo largo de la ruta 25. Esa arteria estratégica correría en paralelo a las vías del Ferrocarril Belgrano que, en la actualidad, concluye su recorrido en la estación villarrosense.

 

 

Pilar 2020

El proyecto del centro de trasbordo que se construiría en la estación de trenes de Pilar, el centro de transferencia de la Panamericana y el enlace de los corredores productivos del distrito forman parte de “Pilar 2020 gestión estratégica”, una publicación realizada por el Gobierno municipal en la que se trazan los lineamientos del desarrollo local planificado para la segunda década del siglo XXI.

Se trata de un libro de 88 páginas y lujosa presentación en el que se abordan, con diferentes grados de detalle, los principales ejes actuales de la gestión del intendente Humberto Zúccaro y los que serán motores de un eventual tercer mandato en caso de que sea reelecto en el mes que viene.

El libro está ordenando en capítulos, cada uno de los cuales aborda uno de los seis ejes estratégicos diseñados por los técnicos del gabinete. Por ejemplo, en la sección “Pilar sustentable” se incluye uno de los mayores desafíos de la planificación urbana: el ordenamiento territorial, aunque en este caso no se ofrecen demasiados detalles. También se aborda la problemática de la movilidad, tanto desde el tránsito y transporte como desde el diseño vial y la conectividad regional. El proyecto de centro de trasbordo en la estación de trenes, la unión del Parque con la ruta 6 y los asfaltos urbanos son algunos de los puntos fuertes.

Comentarios