La tarifa de los remises del distrito se incrementó un 20%

El precio del viaje mínimo pasó de 10 a 12 pesos. Y el del kilómetro de 2,60 a 2,90. Los remiseros igual sostienen que es “insuficiente” y se quejan del funcionamiento de los “truchos”.
sábado, 1 de octubre de 2011 · 00:00

 

Un total de 1.116 remises están habilitados en todo el distrito.

 

Para tratar de compensar los incrementos que se registran en el valor del combustible y las autopartes, las principales agencias de remises del distrito acordaron con la Dirección de Transporte del Municipio introducir, a partir del mes que acaba de concluir, un incremento de hasta un 20% en la tarifa del servicio.

El viaje mínimo que en el cronograma tarifario anterior oscilaba entre los 8 y los 10 pesos, según las agencias, ahora fluctúa entre los 10 y los 12, lo que equivale a un aumento de alrededor del 20%. A su vez desde septiembre, el precio del kilómetro pasó de 2,60 pesos a 2,90, una suba del 11,5%.

Vale aclarar que este cuadro de tarifas es al que deben ceñirse todas las agencias de remises habilitadas a operar por la Municipalidad del Pilar. Sin embargo, la mayoría de los trabajadores de la actividad y los propietarios de remises coincidieron en que, si bien la suba le da “un respiro” al sector, no llega a compensar los fuertes y constantes incrementos de los repuestos del automotor, la nafta, el gasoil y el GNC, y que tampoco alcanza para recuperar los márgenes de rentabilidad perdidos. 

“Se ha puesto muy difícil este negocio por los aumentos del combustible y de los repuestos. Al lado de esos aumentos, la actualización de la tarifa es mínima y no llega a equilibrar la balanza. Por lo tanto, los márgenes de rentabilidad van bajando y ya se hace muy complicando ir haciendo una reserva de dinero para estar preparado a la hora de tener que renovar la unidad, porque para poder mantener y aumentar la clientela hay que brindar servicio y confort para el pasajero”, sostuvo Claudio Villarino, quien tras haber trabajado en varias de las principales agencias de Pilar, hoy presta el servicio de remisería de manera independiente.

Además, el trabajador autónomo aseguró que, en la actualidad, para que el trabajo rinda y mantener un nivel de ingresos que permita hacer frente a las obligaciones impositivas y a los gastos fijos ya no alcanza con trabajar las 12 horas que exige un turno.

“Ahora, para que valga la pena y tener un ingreso que sirva para vivir y cubrir los costos, hay que apoyar la cola en el asiento 16 horas por día”, agregó Claudio, quien –al igual que muchos de sus colegas- sostiene que, para poder recuperar la rentabilidad perdida y trabajar un número de horas razonable, la tarifa por kilómetro debería ubicarse alrededor de los 3,50 pesos.

 

“Truchos”

Otra de las cuestiones que preocupan sobremanera a los remiseros y a los propietarios de las agencias legales es la proliferación de los denominados “remises truchos” que -al no tener grandes costos de mantenimiento, no disponer del seguro adecuado, no tener carga impositiva y no abonar el canon de habilitación- pueden cobrar precios muy inferiores a los de los remises habilitados, aunque poniendo en serio riesgo la integridad física de los pasajeros.

“En el mercado de los remises hay mucha competencia desleal, porque no todos intentan ser competitivos de la manera correcta que sería brindando un mejor servicio o teniendo coches en buen estado de mantenimiento; sino que hay muchos que buscan arrebatarle clientela al otro cobrando un poco menos, pero eso implica que no se tenga autos en buen estado, no tener habilitación, no tener seguro y no pagar los impuestos que corresponden”, manifestó Villarino.


Crecimiento sobre ruedas

El crecimiento de Pilar se refleja en todos los ámbitos: en el caudal de habitantes, en el volumen de inversiones, en la cantidad de comercios e industrias, en el número de establecimientos educativos, pero también en los servicios de transporte.

Los remises también acompañaron el crecimiento general en el transporte pilarense, debido a que se incrementaron a razón de 154 por año, pasando de 500 a 1.116 desde el 2007 hasta la actualidad.

Sin contar los servicios denominados “truchos” que subsisten en algunas zonas del distrito a pesar de los operativos encarados con frecuencia por el Municipio, vale mencionar que ascienden a 1.116 los remises habilitados para circular en territorio pilarense.

En referencia a otras modalidades de transporte de pasajeros, cabe resaltar que son 33 las empresas habilitadas que prestan servicio previamente contratado. Muchas de ellas operan para transportar a trabajadores de distintas empresas ubicadas principalmente dentro del Parque Industrial de Pilar.

 

3,50 pesos

Debería ser el precio del kilómetro, según estiman los remiseros.

Comentarios