Locales: renovar un alquiler puede salir hasta un 100% más caro

Algunos agentes inmobiliarios hablan de una recesión en este rubro, otros señalan una recuperación alentadora. En todos los casos coinciden en que la renegociación de los contratos llega con fuertes aumentos.
viernes, 2 de julio de 2010 · 00:00

 

Sólo en el microcentro de Pilar hay al menos 25 locales disponibles, incluso en la calle Rivadavia.

 

 

Es suficiente una recorrida por el centro de Pilar para constatar que, al menos, 25 locales comerciales lucen el cartel de “Se alquila”. De éstos, una buena parte están ubicados en las calles y esquinas más concurridas y en muchos casos, son espacios que dejaron vacantes negocios de una considerable trayectoria.

Sólo en la calle Rivadavia, la más cara de todo el centro pilarense, en el tramo comprendido entre Fermín Gamboa y ruta 8 existen siete locales vacíos a la espera de ser alquilados. Sobre la calle Ituzaingó, en tanto, desde Independencia hasta Tucumán otros 11 locales comerciales se encuentran libres, 9 de ellos correspondientes al nuevo complejo ubicado en la intersección de esa arteria y Lorenzo López.

Otros tres se suman sobre la calle Pedro Lagrave, dos de ellos en el cruce con importantes esquinas como San Martín y Víctor Vergani, y sobre esta última arteria al 700 dos espacios de importantes dimensiones también están en alquiler.

Consultado por El Diario sobre este tema, Horacio Ferreccio, titular de la inmobiliaria Serrano Ferreccio opinó que “este mercado está un poco detenido a partir de la oferta de los dos shoppings céntricos”. Y si bien reconoció que “algo aparece sobre las calles principales”, explicó que “la demanda es puntual”.   

Buscándole explicaciones al fenómeno, Ferreccio señaló que “la rentabilidad que pretenden sacar los propietarios de los locales es otra entonces los precios aumentaron mucho”. Y aseguró que “las renovaciones de los contratos se hacen con un aumento de entre un 15 y un 20%, cuando se exceden esos valores es difícil que se alquile”.

Según su visión “el propietario debe ser algo parecido a un socio, si al inquilino le va bien está bien que se aumente pero en momentos recesivos los precios deberían bajar”.

De todos modos, reconoció que “el mercado está un poco mejor que el año pasado y actualmente no hay temor a una devaluación”.

 

Decantación

Por su parte, Héctor Benfield responsable de la inmobiliaria homónima, indicó que “hay más demanda que oferta en cuanto a alquileres lo que pasa es que todos quieren locales bien céntricos en las principales calles”.

Así, aseguró que “los que están en oferta bien ubicados se alquilan y también se renegocian alquileres ya vigentes”. Y en este punto, advirtió que “hay locales en los que el alquiler aumentó un 100%”. Aunque aclaró que “algunos precios estaban muy desactualizados”.

De todos modos, explicó que esto está sujeto a la ubicación del local. En este sentido, afirmó que el alquiler de un local ubicado sobre la calle Rivadavia a metros de la plaza 12 de Octubre puede costar un 30% más que otro de similares dimensiones emplazado en otra calle céntrica. 

Para el agente inmobiliario, el ajuste en los valores de las rentas de los locales lleva a que “vayan quedando los comerciantes genuinos, antes había negocios chicos que en tres meses se iban”.

Similar punto de vista ofreció Horacio Ferreccio para quien “en Pilar se está produciendo una decantación natural”. “Pilar no es tan grande como para tantas cosas, la estructura comercial incluso educativa excede a veces lo que se necesita, de todo hay mucho y eso se va acomodando”.

Para Pablo Martignone, de Martignone Propiedades, el panorama es bastante más alentador. Según su análisis en el rubro de alquileres comerciales “el mercado está bastante sostenido” y como ejemplo comentó que “sobre la calle 11 de Septiembre alquilamos 6 locales en un mes”. Al tiempo que agregó que también hay interés “por viviendas para darle uso comercial”.

En relación a los valores, explicó que los aumentos en los alquileres “rondan entre un 15 y un 20% anual”. Y aseguró que la demanda de alquileres “repuntó un 50% respecto del año pasado”. “Hoy los alquileres comerciales son los que están generando más movimiento en nuestra actividad”, añadió Martignone.

Tal es así, que garantizó que “cuando un local vale la pena tenemos muchísimas consultas y somos nosotros los que ponemos el filtro para elegir. Somos muy cuidadosos a la hora de elegir un inquilino”.

 

 

 

En números

25 son al menos los locales céntricos vacíos o en alquiler

20% es la suba anual promedio. Algunas llegan al 100%

2.500 pesos por mes es el alquiler de un local de 30 m2 ubicado en una esquina céntrica.

3.500 pesos por mes llega a pagarse un local de 24m2 en Rivadavia entre Yrigoyen y Lagrave.

30% cuesta el alquiler en un local ubicado sobre la calle Rivadavia.

 

Comentarios