Mundial, frío y Día del Padre dispararon los electrodomésticos

Ese cóctel sirvió para que las ventas en lo que va de junio sean hasta un 50% superiores al 2009.
domingo, 27 de junio de 2010 · 00:00

 

En vidriera. Estufas y televisores comparten las preferencias de la gente.

 

 

El Mundial, el frío que comenzó a sentirse con la llegada del invierno, y el Día del Padre que se celebró el pasado domingo, se conjugaron para que en lo que va de junio las ventas en la casas de electrodomésticos del centro de la ciudad se dispararan.

Porque la gran demanda de televisores de LCD para ver los partidos de Sudáfrica 2010, las estufas que comenzaron a tener salida en los últimos días debido a las primeras heladas registradas, y los regalos para papá, hicieron  que el nivel de actividad en el rubro experimentara este mes subas que llegaron en algunos casos al 50% en comparación con el mismo período del año pasado, cuando la pandemia de Gripe A hacía estragos en el consumo.

“La venta de televisores se hizo fuerte ya desde mayo y se sostiene hasta hoy. El tema de las estufas venía bastante tranquilo pero en la última semana empezó, de la mano de la llegada del frío, a producirse el aluvión. Y la verdad que el fin de semana por el Día del Padre se vendió muy bien, más que nada celulares, computadoras, equipos de audio, afeitadoras y equipos de DVD”, explicó un vendedor de la cadena Red Megatone ubicada frente a la plaza 12 de Octubre.

La ecuación se invirtió en los últimos días, en simultáneo con el inicio del invierno que se produjo el lunes pasado. Porque hasta ese momento, la fiebre que generó el Mundial de fútbol de Sudáfrica, y que disparó el furor en los pilarenses por los televisores LCD, había opacado la venta de artefactos de calefacción.

En ese sentido, los comerciantes locales aseguran que cada 3 o 4 aparatos de TV que se despachaban hasta la semana pasada, se vendía apenas un equipo de calefacción.

“No sé que pensaba la gente, pero ojo que los televisores, por más modernos que sean, no calefaccionan la casa eh”, comentó entre risas un vendedor de Frávega. Sin embargo, ese fenómeno comenzó a invertirse y ahora los calefactores, caloventores y estufas halógenas empezaron a registrar buen nivel de ventas.

 

Financiación

En la sucursal de una cadena ubicada sobre la peatonal, un empleado mostró otra visión: “Se vende calefacción pero no es el fuerte en este momento; la venta de LCD opacó a cualquier otro producto. Lo que sí hemos notado es que en líneas generales se vende mucho más que el año pasado, entre un 40 o un 50% por encima. Hemos notado que la gente aprovecha las promociones de televisores y entiendo que en algunos casos hasta privilegia más tener un moderno LCD que darle confort a su hogar, pero en eso tiene que ver mucho el tema de las 50 cuotas que la gente busca permanentemente”.

Cabe destacar que un calefactor no puede comprarse en las “comodísimas” cuotas sin interés que hoy ofrecen los LCD, sino que apenas presentan promociones de 3, 6 y hasta 12 cuotas sin interés. En la actualidad, un calefactor de una marca muy reconocida se consigue por alrededor de 1.000 pesos. Con este panorama sobre la mesa, es decir la poca financiación y precios altos en calefactores a gas, la gente opta por los aparatos eléctricos de calefacción más baratos y que no requieren gastar en instalación: caloventores, convectores y estufas halógenas que se consiguen desde los 60 pesos.

Comentarios