Los triunfos argentinos hacen repuntar las ventas en varios rubros

Las casas de cotillón incrementaron su facturación a raíz de la venta de banderas, cornetas, gorros y vuvuzelas. Las panaderías quintuplican su actividad antes de los partidos de la selección.
miércoles, 23 de junio de 2010 · 00:00

 

Cotillón, de parabienes. Las famosas vuvuzelas están agotadas.

 

Además de fervor, ilusión, entusiasmo, alegría y festejos, los triunfos argentinos que ya se cuentan por tres en el Mundial también generan mayores ventas en algunos rubros específicos.

Desde que arrancó el certamen, los locales de cotillón, las panaderías, los bares, las casas de indumentaria deportiva y de electrodomésticos experimentaron un repunte significativo.

Una de las postales que ya se están volviendo normales en la previa de las presentaciones de la selección es la cola de gente que aguarda su turno para conseguir alguna docena de facturas que sirva para mitigar la ansiedad que conllevan los partidos.

“Desde que arrancó el Mundial y en las horas previas a los partidos de Argentina estamos vendiendo un 500% más que en días normales, es impresionante. Cuando habitualmente sacamos tres partidas, los días que juega la selección sacamos siete y se vende todo”, contó Elvio, del local de Medialunas del Abuelo ubicado frente a la plaza 12 de Octubre.

Como consecuencia del incremento en las ventas atado a los éxitos deportivos, el comerciante no pudo menos que augurarle a los dirigidos por Diego que continúen por la misma senda hasta la Final.

Una suba similar en el nivel de facturación se vive en las casas que comercializan artículos de cotillón. Allí, empujadas por las cornetas, las vuvuzelas, las banderas, las matracas celestes y blancas, los gorros, y todo tipo de merchandising albiceleste, las ventas se dispararon.

“En nuestro local se agotaron las vuvuzelas; vendimos 300 desde que arrancó el mundial y ya no se consiguen. También se venden muchas banderas”, contó Soledad, del negocio el Chipote Chillón del shopping Pilar Point, quien aseguró además que la gente que llega en gran cantidad a ver los partidos en el patio de comidas del centro comercial, en los entretiempos hace cola en el local con el fin de conseguir algún elemento para seguir alentando.

Elena, propietaria del cotillón Los Moldes de mi Abuelita (en la peatonal), reconoció que, si bien en ese rubro todos los meses se encuentra algún motivo festivo para sumar ventas, con el Mundial se nota un movimiento que sobrepasa lo normal. Entre los productos más demandados, ubicó a las cornetas de cancha, los gorros, las pelucas con los colores argentinos y, por supuesto, las banderas.

Desde los locales de artículos deportivos aseguran que la venta de camisetas de la selección, del conjunto oficial de la AFA, y de la polémica pelota Jabulani también hizo crecer la facturación.

“Nos quedaron únicamente las camisetas talle XL y XXL que son las de menor demanda, porque el resto de los talles se agotaron. Se vende mucho la réplica de la pelota oficial del Mundial y los equipos deportivos que usan los jugadores de la selección”, le explicaron a El Diario Maxi y Diego, dos de los empleados del negocio Zona Deportiva.

Los esfuerzos enfocados en procurar la conexión necesaria para ver los partidos mundialistas con la mejor definición posible en la pantalla chica, o no tan chica en algunos casos, también generaron subas en las ventas de algunos rubros determinados.

Según señalaron desde las principales casas de venta de electrodomésticos de la ciudad, se registró un récord de venta de LCD de entre 22 y 42 pulgadas. Los que no tuvieron la posibilidad de acceder a esa tecnología, se preocuparon por sacar el mayor provecho posible de sus televisores de tubo. Por eso, tanto las ferreterías, como también las casas que comercializan insumos de audio, TV y video, incrementaron en los últimos días notablemente su nivel de ventas en los artículos vinculados con los televisores.

También se registró en la víspera del comienzo del mundial de fútbol un significativo aumento en la demanda de instalaciones de sistemas de cable, y de televisión satelital o digital. En todos esos casos, la demora para poder tener instalado y en funcionamiento el sistema llegaba hasta los 15 días, debido a la gran demanda.

 

Bares repletos 

La fiebre mundialista y el entusiasmo por seguir por TV los partidos de la selección también ocasionaron que los bares con televisor se encuentren colmados. Ayer, entre las 15 y las 17.30 fue el caso, por ejemplo, de confiterías como El Colonial (Belgrano y L. López); Lyon’s (Bolívar y Rivadavia), o del resto bar Republic (peatonal). Esto hace que durante el mes del Mundial, en ese rubro en particular se experimente un repunte , debido a que también concurren clientes a presenciar el resto de los partidos.

Comentarios