Diego Maradona quiso pasar de incógnito y revolucionó Pilar

El técnico de la Selección Argentina se atendió, ayer por la tarde, en un consultorio céntrico de la ciudad. Al salir firmó autógrafos y se sacó fotos con los hinchas quienes lo esperaron en la puerta.

24 de marzo de 2010 - 00:00

Diego estampa su firma en la remera de este hincha, antes de subirse a la camioneta.

 

Tal como anticipó El Diario en su edición digital, Diego Maradona estuvo en Pilar, donde se realizó un chequeo médico. Ayer, desde las 13 y hasta pasadas las 15, el técnico de la Selección Argentina de fútbol se atendió en el consultorio del doctor Omar Mantovani, ubicado en Hipólito Yrigoyen e Ituzaingó, del que el Diez es paciente desde hace pocos meses. Según trascendió, Diego visitó al doctor para comenzar un nuevo tratamiento con el objetivo de bajar de peso.

Pelusa estaba acompañado por su ex esposa, Claudia Villafañe, y al salir sólo firmó algunos autógrafos al puñado de personas que, sorprendidas, los vieron dirigirse rápidamente hacia su camioneta. Claro: nadie esperaba ver al Diez en la esquina de Yrigoyen e Ituzaingó y los pocos que se enteraron de su presencia ultimaron recursos para conseguir la firma. Un ejemplar del El Diario de ayer, una servilleta, una pelota y tres remeras fueron los elementos donde Maradona imprimió su firma antes de subirse a la pick-up negra en la que viajaba junto a Claudia y dos custodios.

Esta no es la primera vez que el Diez visita nuestra ciudad, aunque hasta ahora nunca había venido con el rótulo de técnico del seleccionado nacional.

Durante la década de 1990, Maradona concurrió en varias ocasiones a la ya desaparecida bailanta “Exótico”, que estaba situada en Lorenzo López casi esquina Rivadavia (hoy funciona como templo de la Iglesia Universal). En aquel entonces, Exótico atraía a los mejores exponentes de la música tropical y era uno de los sitios preferidos por los famosos.

Por otra parte, Diego también se acercó a Pilar para despuntar su fanatismo por el golf, que tuvo su auge en 2002. En aquel año, Maradona disputó una exhibición en Pilar Golf en equipo con Ángel Cabrera frente a Eduardo Romero y Enzo Francescoli.

 

De gira por Europa

Antes de desembarcar en el centro de Pilar para su chequeo médico, el entrenador del seleccionado argentino estuvo en Barcelona, donde tenía planeado reunirse con Lionel Messi, antes del partido del conjunto catalán contra Zaragoza, en el que la Pulga convirtió 3 goles para el 4-2 final.

Maradona viajó a Barcelona acompañado de su pareja Verónica Ojeda y se alojó en un hotel céntrico de la ciudad a la espera de contactar con Lio para reunirse con él.

Se especulaba con que Maradona se reuniría con Pep Guardiola, entrenador de Barcelona, pero el técnico español afirmó que no recibió ningún llamado ni le transmitieron la intención del argentino.

Diego sabe que Messi es muy importante para la selección, por eso quiere pasar unos días con él y verlo actuar en su club, al igual que hizo en los últimos días con el resto de sus seleccionados, independientemente de que tengan o no garantizado su boleto a Sudáfrica.

En ese aspecto, el directo técnico de la selección estuvo el último jueves en Liverpool (Inglaterra) viendo a Javier Mascherano frente a Lille (Francia) por la Liga Europea, y antes estuvo en el partido Chelsea-Internazionale, válido por los octavos de final de la Liga de Campeones en Stamford Bridge, donde presenció las actuaciones de Esteban Cambiasso, Walter Samuel, Javier Zanetti y Diego Milito, que militan en el conjunto italiano.

 

Amistosos solidarios

Argentina disputará un partido amistoso ante Haití, con el objetivo de recaudar fondos para las víctimas del terremoto que azotó a dicha nación el pasado 12 de enero de este año.

El encuentro se desarrollará el próximo 14 de abril en Cutral Có, Neuquén, en el estadio Coloso de Ruca Quimey, y todo indica que Maradona formará un equipo integrado por jugadores que militan en el fútbol local.

Además, existe la posibilidad de que Argentina dispute un amistoso ante Chile, en los primeros días de mayo. El partido se jugaría en algunas de las provincias que limitan con el país trasandino y también tendría un fin solidario, ya que serviría para recaudar fondos para las víctimas del sismo que afectó al país trasandino.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar