Lizzo suma nuevas canciones a la playlist de pilaradiario.com

Special, su último álbum de estudio es un grito político contra los estereotipos de género y una búsqueda de explicitar los deseos de las identidades y corporalidades disidentes.
lunes, 22 de agosto de 2022 · 07:17

Hola, maldito, ¿me extrañaste?”, así comienza The Sign, el primer track del long play que la cantante Melissa Jefferson lanzó desde Cuz I Love You, prepandemia. Con esta canción se inaugura una obra que habla de la superación y el amor propio como respuesta política al mandato de cuerpos inalcanzables como los únicos válidos para desear y ser deseados.

 

Como nos tiene acostumbrades, Lizzo, escribe en About Damn Time –el segundo track del disco y el sencillo que lanzó antes del lanzamiento de la obra completa– una frase inicial desbordante: “Son las perra en punto, sí, 30´ pasadas la gorda” (It´s bad bitch o´clock, yeah, it´s thick 30´). Una lírica que pone en el mood de empoderamiento a una canción que habla de estar preparades para afrontar nuevas relaciones, sentirse amades, amar y desear.

“About damn time” fue el sencillo que adelantó la temática y el tono de la última obra de la cantante.

 

En el último LP, cuya canción más reconocible es “Truth hurts”, este recurso es más que agradecido. “Acabo de hacerme una prueba de ADN y al parecer soy un 100% así de perra” (I just took a DNA test it turns out I´m a 100% that bitch), un comienzo poderoso para una canción acerca del desengaño y el abandono. Sin embargo, “Special” tiene una búsqueda, por lejos, mucho más entrañable.

 

El track homónimo a la obra, Special, es un manifiesto en contra del foco que le dan los formadores de opinión pública a sus militancias: el orgullo afro, la libertad sexual, el amor propio. “Si no fuera por mí ¿acaso se ofenderían igual? ¿O es porque soy negra y gorda? De todas formas no escuchan lo que digo” (If it wasn't me then would you even get offended?Or Is it just because I'm Black and heavy? Y'all don't hear me though). En los últimos años Lizzo fue fuertemente criticada por mantener un coherente discurso de aceptación con las corporalidades disidentes. En redes esparce un mensaje de amor propio, sí, pero sobre todo de aceptar al goce como derecho universal. ¿Molestaría de igual manera si una cantante blanca, flaca y hegemónica hablara de su deseo?

 

Podés escuchar la selección de Pilaradiario del nuevo álbum de Lizzo en la playlist de Spotify “Viajando con estilo”

 

Coherente a su discurso público, incluye en este álbum “Everybody´s Gay” en una clara reapropiación de la palabra gay que en sus orígenes significaba “feliz”.  “Ahora podemos sacarnos las máscaras, podemos bailar y charlar (We can take our mask off, We can all ball and parlay)”, dice el puente de una pieza que no desentona con las otras 11 canciones de uno de los long plays más esperados de julio 2022.

 

 

Comentarios