Libro necesario

Memoria de un horror cercano

Acaba de publicarse “El secreto de Fátima”, del periodista y docente Fabián Domínguez. Aborda la Masacre de Fátima desde los hechos, las víctimas y el juicio a sus responsables. “El genocidio fue hacia la juventud”, afirma el autor.
viernes, 27 de agosto de 2021 · 18:20

De naturaleza inquieta, apasionado por la historia y su divulgación, Fabián Domínguez acaba de publicar su nuevo libro: “El secreto de Fátima”, exhaustivo análisis sobre los hechos ocurridos el 20 de agosto de 1976, hace ya 45 años, cuando en el marco de la última dictadura fueron dinamitados en dicha localidad los cuerpos de 30 detenidos desaparecidos.

El escritor, docente y periodista, vecino de Del Viso, dialogó con Materia Prima (FM Plaza 92.1) sobre sus motivaciones a la hora de abordar el tema, sumando además elementos para refutar aquella teoría que indica que en Pilar no se sintieron los horrores de la dictadura.

El libro, editado por Tres Banderas, se organiza en tres grandes ejes: los hechos, el juicio (qué ocurrió con los perpetradores) y las víctimas, de las cuales hasta la fecha se han identificado a 25.

Domínguez se propuso “contar cómo fue la masacre y el contexto de Fátima, Pilar y la Argentina”, incluyendo por ejemplo “cómo a la intendencia llegó (Daniel) Beto Ponce de León y cómo se quedó en la intendencia”.

“El secreto de Fátima” se ocupa además de desmenuzar la interna que existía en ese entonces en el seno de la policía federal, así como entre esa fuerza y los militares. Al momento de la Masacre de Fátima “el general (Edmundo) Ojeda llega como jefe de la policía federal, pero no se lo juzgó”. Cabe recordar que los 30 detenidos estaban alojados en forma clandestina en la Superintendencia de Seguridad Federal de la Ciudad de Buenos Aires.

No obstante, Domínguez resaltó que “en el Juicio a las Juntas se incluyó a la Masacre de Fátima, que a su vez tuvo su juicio específico en 2008, donde se condena a algunos policías, otros ‘zafan’ y otros ya estaban muertos. No está impune”.

En cuanto a las víctimas, resaltó que “el genocidio fue hacia la juventud, muchos de ellos trabajadores: en Fátima había de Ford, Colorín, Molinos Río de La Plata… Hay estudiantes e incluso amas de casa, una de ellas perteneció a la resistencia peronista y se había salvado con su esposo de los fusilamientos del ‘56”.

Por esto, concluyó que acciones como la de Fátima “eran una política de Estado de las dictaduras que tuvimos, no una locura de un comisario”.

Además, recordó que en Pilar  y sus localidades “hubo secuestrados y desaparecidos, incluso una semana antes de que empiece la dictadura, con un hecho del 19 de marzo de 1976”.

 

El dato

“El secreto de Fátima” puede conseguirse por Mercado Libre y las librerías Hernández, Sudestada y Malatesta (CABA). Además, Domínguez está los fines de semana en los stands de autores locales en la plaza de Pilar.

5
3
40%
Satisfacción
0%
Esperanza
40%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios

28/8/2021 | 23:46
#2
PUEDE SER QUE CHILE ,LA OBLIGARON A OLVIDAR ,QUE ALEMANIA SIENTA LA TERRIBLE CULPA QUE LA LEY IMPIDE CON PENA CARCELARIA DE OLVIDAR EL TERROR , Y QUE INGLATERRA OLVIDE , QUE COMO IMPERIO CREO TODOS LOS CONFLICTOS DE 3 CONTINENTES ,,POR ESO NO SE DEBE OLVIDAR ,QUIENES FUERON ,QUIENES SON Y JUZGARLOS DONDE ESTÉN ,COMO ISRAEL ,A DONDE VALLAN LOS IREMOS A BUSCAR
28/8/2021 | 21:06
#1
En Pilar no se sintieron los horrores de la dictadura porque el silencio era salud, según un dicho de los militares asesinos. En Del Viso, donde vivo, secuestraron a las hermanas Dominga y Felicidad Abadía, que trabajaban en Lozadur, una fábrica de vajilla, que reflejó Fabián Domínguez en su cortometraje documental Platos rotos, hecho que aparece reflejado en el libro Nunca más. En Del Viso, en el barrio La Loma, aparecieron asesinados tres adolescentes. En Del Viso secuestraron a una amiga y compañera de secundario, promoción 1966 del Colegio Parroquial Ntra. Sra. de Fátima, junto a su marido (afortunadamente aparecieron con vida). En Del Viso nos basurearon bajándonos de los colectivos, de los trenes, o interrogándonos cuando caminábamos por el pueblo. La policía, en ese entonces, liberaba la zona y no acudía cuando alguien rompía la puerta de tu casa e ingresaba llevando secuestrados a sus ocupantes. Una historia de sangre, muerte y terror que jamás deberíamos haber vivido los argentinos.
28/8/2021 | 17:46
#0
Un libro que seguramente atrasa 45 años. Es hora de mirar adelante para poder avanzar, lo hizo Ja´pn, Inglaterra, Chile... nosotros siempre miramos al pasado desde una sola vereda y nos olvidamos del terrorismo llamado de izquierda, esa horda de delincuentes, algunos de los cuales hoy tienen cargos políticos.