Una noche memorable

Al calor de Peteco Carabajal, el Club Unión estuvo de fiesta

El músico santiagueño dio un show para 700 personas, en el 90º aniversario de la institución. Presentó su nuevo espectáculo y terminó tocando el violín entre el público.

Al calor de Peteco Carabajal, el Club Unión estuvo de fiesta

FIN. Peteco junto a autoridades del club, músicos y vecinos que colaboraron con el festival.

Peteco Carabajal es un claro ejemplo de que lo popular también puede ser de calidad. Por eso su imagen tocando el violín entre el público, a pura chacarera, quedará en el recuerdo por varios días para los derquinos que fueron testigos. La sonrisa dibujada en el rostro del santiagueño también denotaba que también estaba disfrutando de ese calor.
El músico animó, el sábado último, los festejos de los 90 años del Club Unión de Presidente Derqui, ante unas 700 personas que se dieron cita en el patio de esa entidad hoy convertida en un pedazo de historia para la localidad. 
Durante un show que se extendió cerca de una hora y media, Peteco se presentó junto a su hijo Homero Carabajal en la guitarra y coros, y Martina Ullrich (“también es una hija para mí”, dijo el músico en la previa), a cargo de la batería y la percusión, mientras que él se hizo cargo de la guitarra, la voz y claro, el violín. 
En la primera parte del show presentaron los temas de su espectáculo “Riendas libres”. Allí se pudieron escuchar grandes clásicos que desde fines de los años 70 Peteco viene aportando al repertorio popular, y también nuevas canciones, algunas compuestas junto a Homero. El show viene recorriendo prácticamente todo el país con muy buena repercusión, y en los próximos días lo llevarán durante un mes a Europa.
En la segunda parte del espectáculo, Peteco bajó del escenario y violín en mano le sacó lustre a sus clásicos y a las celebradas chacareras como “Las manos de mi madre”, “Perfume de carnaval”, “Digo la mazamorra” y el infaltable “Entre a mi pago sin golpear”, para calentar la fresca noche del sábado pasado.

Reconocimientos
Claro que también fue una velada para los homenajes, como el que recibió el gran Ramón Núñez, maestro de la guitarra de la localidad. El Club Presidente Derqui entregó una placa a la presidenta del Unión, Natalia Cabral, en manos del Flaco Mancini y lo propio hizo la Sociedad de Comerciantes de Pilar a través de su presidenta Edit Domínguez.
Antes, habían pasado por el escenario, el ballet del propio club, Sentido Criollo, la joven violinista de 13 años Julieta Acosta, Luciana Gagliano, Iván Arismendi, Fabián Flores y Maypa Folk. 
 

Comentarios Libres
  1. grafico
    Anibal | 14/03/2019 | 07:57
    Responder (1)
    Pos. (0) Neg. (-1)
    #2
    grafico
  2. Fiesta politica que nada le deja al club... le pidieron ayuda al intendente y en la foto estaba Achabal y otros... cuando hagamos las cosas pensando en el bienestar de las instituciones, recien ahi vamos a notar el cambio.