Festejo

Una década del bar que cambió la movida musical

En mayo, Alquimia cumple sus primeros diez años de vida. Nació en Derqui, como café. Pero al tiempo se mudó a Pilar y se asentó como “el lugar de los shows en vivo”.
jueves, 15 de marzo de 2018 · 01:21

La música, una fiel compañera de ruta, que acompaña en momentos buenos y en momentos malos de la vida, con una palmada o una palabra de aliento como si fuera una amiga. Tal vez por eso, Alquimia Music Bar se transformó en un lugar mítico de la movida pilarense. 
Nació en Presidente Derqui en el 2008, de donde es oriundo Sebastián González, fundador de Alquimia que, luego de haber tenido una experiencia en Córdoba en donde “no me fue muy bien”, decidió apostar por su lugar natal. Así, en ese momento, con la compañía de su mujer Cecilia y de su primer hijo Elías, vio la luz Alquimia. 
“Al principio era solo café bar, estábamos sobre la avenida de Mayo, casi frente a la comisaría. Pero con el correr del tiempo nos dieron ganas de agregarle algún atractivo más, y empezamos a incursionar con los shows en vivo”, contó Sebastián, que se dio cuenta enseguida que “el escenario comenzó a tomar forma e importancia para nuestro público”. 
Aunque hace tres años se mudaron a Pilar (Av. Tratado del Pilar 175) la impronta no cambió y la tradición de “el bar donde tocan las mejores bandas de Pilar”, se asentó todavía más. Seguramente que Alquimia esté tan identificado con la música no solo tiene que ver con que es el único lugar que ofrece el escenario, sin costo alguno, para que los músicos puedan presentarse, sino con el amor que tanto Sebastián como su socio Germán Romero, sienten por este arte. 
“Tenemos muchos amigos y familiares músicos, y la música nos acompaña en todo. Por eso podemos entender tanto las necesidades y expectativas de los músicos cuando suben a un escenario, como también las necesidades y expectativas del dueño”, reconoció Sebastián. “Los músicos quieren un lugar donde los traten bien y tengan un buen escenario con sonido acorde para mostrar su arte, y los propietarios queremos poder trabajar, por eso la idea es lograr ese equilibrio y todos felices”, agregó. 
Incluso, aseguró que el día que no pueda continuar con este particular sistema de trabajo de ceder la recaudación de la puerta a la banda y no cobrar por tocar en el bar, cierra las puertas para dedicarse a otra cosa. 

Los elegidos
-¿Por qué creés que el público los sigue eligiendo?
- Creo que brindamos el mejor trato posible, tenemos buena cocina, buenos tragos y buena música y tratamos de traer los mejores shows que podemos y me imagino que eso la gente lo percibe, y les gusta, por eso se sienten cómodos en el bar. La verdad es que tanto el equipo que forma Alquimia como el público y los músicos, lo ven como un bar de amigos, porque siempre hay buena onda en el ambiente. 
-Y particularmente los músicos, ¿qué te parece que perciben de Alquimia que hace que quieran mostrarse ahí?
- Creo que es una sumatoria de cosas. Primero, encuentran un escenario que está bien preparado tanto en materia de sonido como iluminación, y cuentan con un camarín lindo, con bebida y comida, cosa que no se da en todos lados.  Además, el público de Alquimia es respetuoso y amiguero, y el ambiente que se genera es muy cálido y de camaradería entre los músicos. Por otro lado, y con humildad, los tratamos tal como ellos quieren y merecen. Y todo esto por la módica suma de “gratis”, así que, resumiendo, creo que nos eligen porque los queremos mucho. 

“La música nos acompaña en todo, por eso podemos entender tanto las necesidades de los músicos en un escenario”. SEBATIÁN GONZÁLEZ.

5
3

Comentarios