Rugby: Matera viaja a Oceanía para jugar ante Nueva Zelanda y Australia

viernes, 30 de agosto de 2013 · 00:00

El tercera línea del seleccionado argentino de rugby Pablo Matera fue absuelto por el SANZAR, órgano que nuclea a las uniones de Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica, tras ser acusado de agredir a un rival sudafricano el pasado sábado en el cotejo jugado en Mendoza.

El tribunal, tras analizar todas las pruebas y escuchar a todas las partes, informó que Matera no será sancionado.

El ala de Alumni, quien se defendió en una audiencia realizada mediante una teleconferencia, fue acusado por los sudafricanos de haber agredido con un piquete de ojos a François Louw.

De haber sido encontrado culpable, el jugador pudo ser suspendido entre un mes y tres años.

Esta noticia, además le abrió a Matera las puertas de la nueva convocatoria para la gira por Nueva Zelanda y Australia.

En cambio, Leonardo Senatore recibió una sanción de nueve semanas, al haber sido declarado culpable de haber mordido al jugador sudafricano Eben Etzebeth.

 

Cubelli y Hernández

Una vez concluido este proceso disciplinario, Santiago Phelan pudo completar su plantel para la segunda etapa del Personal Rugby Championship.

Los Pumas partirán hoy hacia Oceanía, donde se enfrentarán con Nueva Zelanda y Australia, por la tercera y cuarta fecha del Personal Rugby Championship 2013.

Para dichos encuentros, además de Matera, el rugby pilarense tendrá como representantes a Tomás Cubelli (Belgrano Athletic) y Juan Martín Hernández.

El plantel completo es el siguiente: Horacio Agulla, Marcos Ayerza, Marcelo Bosch, Gonzalo Camacho, Manuel Carizza, Felipe Contepomi, Agustín Creevy, Tomás Cubelli, Matías Díaz, Julio Farías Cabello, Santiago Fernández, Juan Martín Fernández Lobbe, Juan Figallo, Mariano Galarza, Lucas González Amorosino, Eusebio Guiñazú, Juan Martín Hernández, Juan José Imhoff, Martín Landajo, Tomás Lavanini, Juan Manuel Leguizamón, Nahuel Lobo, Benjamín Macome, Pablo Matera, Juan Pablo Orlandi, Federico Nicolás Sánchez, Gonzalo Tiesi y Joaquín Tuculet.

Comentarios