“Era el momento de plasmar la figura de Evita en un lugar simbólico”

El artista plástico autor de la idea de instalar la imagen de Eva en el ex MOP habló sobre el trabajo que se inauguró el martes. El valor emblemático, el trabajo de los obreros y la importancia turística del monumento.
domingo, 31 de julio de 2011 · 00:00

 

Mural de Evita en la pared sur del Ministerio de Desarrollo Social, en la Avenida 9 de Julio.

 

 

A días de haberse inaugurado en la 9 de Julio la obra más importante de su carrera en términos de repercusión: el primero de los dos murales gigantes de acero con el rostro de Evita aplicados al ex edificio de Obras Públicas, el artista Alejandro Marmo, radicado en Fátima desde hace algunos años, habló con el programa Materia Prima (FM Plaza 92.1) sobre el proceso de construcción y del valor simbólico de la obra.

 

-¿Cómo viviste la inauguración?

- Todavía estoy cayendo, es una obra muy grande, es lo más importante que hice hasta ahora en mis 40 años. Es una obra que es tan imponente en el anclaje urbano que uno no puede cargarse la creación de ese trabajo. Lo que a mí me pasa es que siento que participé en un colectivo de trabajo, que se me ocurrió una idea, que tuve la suerte de que esa idea llegue a la presidencia y la Presidenta tuvo la decisión política de ejecutarla, en fin, el desarrollo de todo este proyecto de trabajo que lleva casi dos años no lo puedo resumir en cinco minutos porque fueron muchas cosas. Fue fundamental también la participación de Daniel Santoro en el diseño de las iconografías, fue una experiencia que algún día podré resumir.

 

-Esto queda para toda vida, eso es lo fuerte…

- Sí, esto es una intervención artística y creo que la figura de Evita ya trasciende lo político.

 

Claro… ¿Quién se va a animar a decir saquemos a Evita?

- Sí… cuando la abordan desde Hollywood le dan el balcón de la Casa Rosada. Es una figura que ya trasciende lo político y está en tránsito a ser un ícono como el Che Guevara. Probablemente genere un debate, la polémica de por qué una figura así en un espacio tan céntrico, por qué no otra… A mí me parece que era el momento de plasmar la figura de Evita en un lugar simbólico donde ella dio su último discurso y homenajear los logros que tuvo y que fueron significativos para los temas que hoy están en agenda internacional inclusive.

 

-De todas maneras hubo consenso, inclusive en los medios más críticos al gobierno hubo bastante unanimidad

- Sí, más allá de que la crítica haya sido buena hacia la obra a mi me parece que es buena hacia Evita porque considero que ya nadie puede discutir que esta figura ha sido simbólica para la identidad de los argentinos más allá de la obra. Creo que en el colectivo imaginario de todos aquellos que pasan por ese edificio tiene esa imagen de Evita adentro. Inclusive creo que esto fomenta la industria turística de Buenos Aires, esto va a cambiar la postal y va a renacer un poco aquella parte postergada de la zona sur. Después del edificio hacia Constitución no había ninguna foto, esta pared va a invitar a la próxima foto de Buenos Aires.

 

Obra monumental

El primero de los murales fue inaugurado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el último martes conmemorando un nuevo aniversario de la muerte de Eva Perón. Se trata de una figura de acero de 32x24 metros con el rostro sonriente de Evita, portada del libro La razón de mi vida, aplicado a la fachada sur del edificio que perteneciera al Ministerio de Obras Públicas y donde ahora funcionan los de Desarrollo Social y Salud.

La segunda cara, una Eva combativa pronunciando su último discurso, será inaugurada en algunos meses en la fachada norte del edificio. 

-¿Quiénes hicieron en concreto el trabajo?

- El espíritu de esta obra lo resume el llanto de emoción de los trabajadores que participaron, la idea a mí se me ocurrió en el marco de un proyecto que desde hace 15 años elaboro en distintos territorios y en distintos países que empezó en el Conurbano bonaerense que se llama Arte en las Fábricas donde obreros y trabajadores participan en la construcción de obras de arte para dejar un testimonio en el espacio público. Los que intervinieron en la construcción de Evita son trabajadores de los galpones del Conurbano. El espíritu de todo esto es que Evita estuvo construida por trabajadores.

 

- ¿Cuántos obreros trabajaron?

Entre montaje y taller unos 30 obreros y gente muy capacitada, ingenieros calculistas. En eso se diferencia de otra figura monumental en el espacio público que en general se lo atribuye a una autoría en particular que puede ser un escultor, en este caso esto fue un trabajo colectivo.

 

-¿A la Presidenta le gustó?

- Y.. yo no pregunto demasiado (risas). La verdad la vi muy bien, muy contenta, nos saludó en el escenario, estuvo muy cálida. En general ella se comprometió desde el primer momento con la figura y la vi muy preocupada por la estética, inclusive participó en el diseño y dio opiniones. Siempre la vi muy preocupada. n

 

Trabajar en Pilar, una deuda pendiente

 -¿Para cuándo algo acá en Pilar? 

- Me interesa mucho trabajar con el Municipio en conjunto más allá de que todavía no tuve contacto en algún momento voy a intentarlo porque en la zona del Parque Industrial veo una rotonda que está muy bien y me parece que está pidiendo a gritos una obra que represente al sector industrial y al universo de las fábricas del Parque que me parece que tiene que haber en el espacio público un testimonio del desarrollo de estos últimos 20 años del PIP que fueron grandiosos.

Comentarios