El empate en el clásico dejó sus sensaciones

El 1-1 en el clásico derquino arrojó balances dispares para Monterrey y Toro. Al Bordó le sirvió para encauzar su recuperación. Para el Rojinegro tuvo sabor a derrota y quedaron lejos de la punta.

martes, 17 de mayo de 2011 · 00:00

 

Monterrey terminó festejando el punto pensando que sumó y dejó un poco más complicado a Toro en la pelea por el título.

 

Monterrey y Toro disputaron el clásico derquino marcado por las equivalencias. El partido no tuvo el brillo, ni los goles que ofrecieron años anteriores.

Tampoco abundaron los destellos de técnica individual que tanto caracterizan a estos equipos, pero en esa escasez se denotó la paridad deportiva que alcanzó la Liga Escobarense.

También hubo semejanzas ajenas al partido en sí: ambos empataron su partido anterior y sufrieron una quita de puntos en lo que va del torneo. El 1-1 del sábado, en definitiva, reflejó estas equivalencias.

No obstante, Monterrey y Toro vivieron realidades muy distintas después del partido. Para el primero, el empate significó la obtención de un punto que le permite seguir recuperándose; mientras que para su rival significó dejar dos unidades claves en el camino.


En restauración. Tras la invalidación de la victoria ante Caza y Pesca de la 1ª fecha y posterior quita de puntos, a Monterrey parece costarle todo el doble. Y el empate en el clásico con Toro fue una suerte de desahogo para los dirigidos de Omar Barraza.

“Sacamos un resultado bueno. Toro tiene un gran equipo y maneja bien la pelota. Nosotros ahí estuvimos un poco flojos y tratamos de hacer las cosas lo mejor posible, esperando que ellos se equivoquen”, comentó el DT tras el partido.

“Realmente se nos complicó bastante porque estaba muy trabado en el medio y después también se pudo haber ganado, pero me voy conforme. Los chicos se bajonearon después de la quita de puntos y poco a poco vamos levantando”, agregó Barraza por La liga Radio, en FM Plaza 92.1 Mhz.

En sintonía con su entrenador, Andrés Llanos (autor del gol del empate) sostuvo que “el punto sirve”.  “Fue un partido bravo, muy difícil, con muchas situaciones de los dos lados y cualquiera podía ganar. Fue un partido de ida y vuelta, y al final el resultado fue justo”, dijo y analizó: “Los equipos van creciendo, cada vez son más parejos y por eso los partidos se van haciendo más cerrados. Éste fue así, muy duro, y creo que el empate sirve”.

A su vez, Carlos Báez aseguró que Monterrey está “levantándose poco a poco”. “Habíamos empezado mal este torneo y nos estamos recuperando. Y creo que si seguíamos 11 contra 11 después del empate podía cambiar el partido, pero lo que importa es que sacamos un punto”, comentó, en relación a su expulsión por un gesto desmedido en el festejo del 1-1.


Cabizbajo. En contraste con su archirrival, el empate en el clásico intensificó el malestar en Toro. El conjunto derquino todavía no logra hacer pie tras el golpe anímico que significó la quita de puntos (ver página siguiente) y, aunque todavía no perdió en la cancha, con la igualdad ante Monterrey quedó a 10 puntos del líder, Caza y Pesca.

“Dominamos todo el partido, lo teníamos controlado, nos faltó liquidarlo y un error defensivo no costó muy caro, los 3 puntos”, expresó resignado, el técnico Marcelo Gómez por La liga Radio.

“Lo queríamos ganar sí o sí, por eso sacamos un defensor y buscamos atacar todo el partido. Nos vamos con un gusto amargo porque merecíamos mucho más. Ellos jugaron a defenderse y se llevaron un punto de arriba”, añadió.

Por otra parte, para Marcos Riquelme el punto ayuda a no caer en la tabla de posiciones, pero no sirve para levantar el ánimo de un plantel alicaído. “Fue un lindo partido y es buen punto para seguir sumando. Pero con Monterrey es el clásico y uno quiere ganar. Nos bajonea un poco no haber ganado. Después del empate con Pilar FC y la quita de puntos quedamos lejos, pero tenemos equipo para salir adelante”, manifestó el Pájaro, que jugó -probablemente- su último clásico derquino ante la posibilidad de vestir la camiseta de Fénix.

A todo esto, con las necesidades propias de cada caso, en la próxima fecha Toro recibirá a Pilar Unidos y Monterrey aprovechará la fecha libre para profundizar su recuperación.


Comentarios