Sportivo sale a jugarse el ascenso

Después de 20 años, el Rojo vuelve a estar en una serie decisiva para subir de categoría. Hoy se juega el primer punto en La Caldera con San Martín de Junín, el mejor equipo de la competencia.

11 de febrero de 2011 - 00:00

 

Los jugadores de Sportivo, anoche, durante su último entrenamiento.

 

Pasaron casi 20 años para que Sportivo vuelva a estar en un playoff directo para poder subir de categoría. Desde la épica camada de principios de los ’90 que el Rojo no palpita una serie que desencadenará en un ascenso.

Para poder soñar con el regreso a la ex Liga B, ahora Campeonato Nacional de Clubes, los de la Avenida deberán dar el primer paso en La Caldera.

Desde las 21.45 recibirán a San Martín de Junín, el mejor equipo de la Conferencia Norte del Provincial de Clubes y que por ello, tendrá la ventaja de definir el cruce en su casa.

Dado el formato 1-2 del playoff, Sportivo está obligado a imponerse en el duelo de hoy para viajar con esperanzas al terreno del Granadero. La situación es conocida por el Rojo, ya que tuvo esa desventaja desde el inicio de los playoffs. Lo supo sacar a flote con Unión de Tandil y ante Ciudad de Saladillo.

Ahora la empresa será mucho más complicada. San Martín tiene un equipo de jerarquía y antecedentes más sólidos. En la fase regular ganó su grupo con récord 9-1 y su única derrota fue ya asegurada en el 1 del Norte frente a Arenal de Maschwitz.

En los playoffs perdió con Gimnasia La Plata de visitante y luego encadenó 4 victorias consecutivas. Las dos sobre el Lobo para avanzar a los cuartos, donde superó 2-0 a Automóvil Club de San Nicolás.

 

En Rojo

El panorama por la Avenida tras la victoria en Saladillo transcurrió con normalidad, tratando de seguir recuperando de sus dolencias a dos de sus jugadores claves: Santiago Sicardi y Mariano Piaggio.

Los dos vienen arrastrando esguinces de tobillo que no los dejan rendir al máximo, pero siguieron trabajando a la par de sus compañeros para decir presente esta noche.

Tanto Santi como el alero de Luján serán parte incluso de la formación inicial, según confirmó Fabián Timmis. El DT pondrá en el salto inicial al quinteto con el que disputó la fase regular.

Pero con estos dos jugadores a la orden del cuerpo técnico, saldrá desde el arranque junto con Maximiliano Gutiérrez, Christian Arias y Walter Cricrí.

El planteo local pasará por tomar la iniciativa a partir de su defensa, para explotar su mayor virtud que es el contraataque y la velocidad.

Después, deberá tener mayor consistencia en el juego fijo y estar atento frente a un rival de peso, que reparte el protagonismo entre varias figuras.

San Martín llegó a esta instancia como candidato, luego de una gran fase regular. Sus ilusiones se sostienen en un plantel largo y con muchas variantes, algo similar a lo que tiene el Rojo como punto fuerte.

El conjunto dirigido por Mario Andrade tiene en la conducción de Nicolás Godoy al organizador y diagramador del juego que se encargan de definir Maximiliano Asan, su jugador explosivo, y Pablo Martínez, con muy buena mano de tres puntos y oficio en el poste bajo para componer un perímetro peligroso.

En la zona pintada, Martín Pasquinelli es el jugador determinante, con sus quilates TNA, que anota y también hace anotar a sus compañeros. Luciano Cóppola y Renzo Di Perna, que viene de cumplir una sanción de 3 fechas (por agresión), completan el juego interior.

Mientras que Fernando Barraza es otro de los recambios de buen rendimiento que tiene el Celeste en el perímetro.

La semifinal se perfila como una serie muy complicada y difícil para ambos conjuntos, con características similares y la misma ambición, llegar al Campeonato Nacional de Clubes.


El último grito

En la temporada de 1992, Sportivo conseguía su último ascenso desde un playoff. Fue en la Liga Nacional B y para ascender al TNA, la época más gloriosa de la institución de la Avenida Márquez.

La serie lo emparejó con Mendoza de Regatas y fueron dos victorias consecutivas del equipo de Oscar Marín para el título más importante de las vitrinas del básquet del Rojo.

 

Aquellas semis

La temporada 2000/01 fue para Sportivo la última oportunidad de jugar una semifinal del Provincial de Clubes. Fue bajo la conducción de Jorge Urquiza y en un cruce que lo vio enfrentado a Independiente de Tandil.

Fue victoria 2-1 en una llave en la que tenía ventaja de localía y la sentenció agónicamente en Pilar para clasificarse a la final y al Cuadrangular que unía a los equipos con dos representantes de Capital, llamado Liga C.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar