Zarzuelas y canzonettas en la Asociación Italiana

Se presentará En Canto Lírico, agrupación que interpretará fragmentos de composiciones de Mozart, Puccini, Bizet y Di Capua, entre otros.
martes, 29 de junio de 2010 · 00:00

 

La agrupación cuenta con una vasta experiencia por varios escenarios.  

 

La Subcomisión de Teatro de la Asociación Italiana de Pilar presentará, el próximo sábado 10 de julio a las 21.30, en su sede de Pedro Lagrave y Battaglia, a la agrupación En Canto Lírico, que brindará un amplio y ameno repertorio compuesto por arias y dúos de famosas óperas, romanzas de zarzuelas, canzonettas y las más bellas canciones de todas las épocas.

En Canto Lírico está compuesto por jóvenes y talentosos cantantes que, bajo la dirección artística de la maestra Ágata Chisari (profesora del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón), tiene como misión acercar la belleza de la lírica a todos los públicos.

La agrupación se ha presentado en la Asociación Dante Alighieri, en el Conservatorio Nacional de Música, en el Auditorio de AMIA, en La Scala de San Telmo, la Alianza Francesa, Casa de Rusia, Biblioteca Argentina para Ciegos, Museo Fernández Blanco, Sala G. Morillo y en el Salón Auditorio de la Sociedad Friulana, entre otros prestigiosos escenarios.

Los artistas que conforman la agrupación lírica son Laura Chisari (soprano), Leonardo Menna (tenor), Laura Bjelis (soprano) y Ariel Casalís (tenor), quienes han cursado estudios en IUNA, conservatorio López Buchardo y el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, además de tomar clases de perfeccionamiento en canto, repertorio y teatro con afamados maestros del género.

Como solistas, se presentaron en  el Teatro Argentino de La Plata, Salón Dorado del Colón, Teatro Español de La Pampa, Teatro Avenida, Teatro Roma de Avellaneda, Casa de Victoria Ocampo y Teatro Auditorium de Mar del Plata entre otros.

Durante su concierto en Pilar, En Canto Lírico ofrecerá obras de Mozart, Puccini, Bizet, Di Capua, De Curtis, Denza, Leoncavallo, Zelli-Mengali, Leha, Lloyd Weber y otros importantes compositores.

 

Entradas 

Las entradas pueden adquirirse con anticipación en la secretaría de la Asociación Italiana o llamando a los siguientes teléfonos: (02322) 428799, (011) 15-57374720. El valor es de 25 pesos (similar precio para los socios de la entidad), o el día del concierto a 30 pesos.

 

Clase magistral 

El próximo sábado 3 de julio se llevará a cabo una clase magistral de guitarra a cargo de Cecilia Zabala. La actividad tendrá lugar en La Casa de la Cultura de Pilar a partir de las 18, con entrada libre y gratuita.

Nacida en Buenos Aires en 1975, Zabala es docente en el Conservatorio “Julián Aguirre” de Banfield, Provincia de Buenos Aires. Integra el Álvarezabala Dúo junto al clarinetista Emiliano Álvarez, y el Dúo Las morochas, con la flautista Ianina Pietrantonio. En carácter de solista de guitarra y cantante, editó su disco Aguaribay, donde están incluidos los temas que presentamos.

 

Octubreando 

Historia de un vaso (diciembre 1929- junio 2010) 

por  Horacio Pettinicchi 

octubreliterario@yahoo.com.ar 

El vaso, adquirió con el tiempo una leve tonalidad rojo oscuro, la borra del vino tinto se había instalado en el grueso fondo, amplio por cierto, generoso en su capacidad, apagaba la sed de su dueño. Éste, que siempre lo llevaba en el fondo de su portafolio, le protegía la boca con un platito, “para que no se vayan los duendes de la vida”, decía a sus amigos, aclarando que nunca lo lavaba porque el alcohol no sólo mata las penas sino también lo que afecta a la osamenta. Cada vez que lo empinaba, en compañía o en soledad, no dejaba de decir “¡Yapai Peñi!”, que en mapuche significa Salud Hermano! Sólo lo dejó de acompañar durante ese lustro que estuvo alojado en el Hospital Psiquiátrico Lucio Molas (La Pampa), cuando algunos hombres juzgaron que El Penca no estaba en sus cabales. Y mire si lo habrán “normalizado” que le mataron los duendes y su pluma, tan llena ella de “ensusurrándote”, “rinconoso” y “laguniñas”, tan preñada ella de ese lenguaje que se multiplicaba en formas más complejas, más experimentales. A fuerza de pastillas le acallaron para siempre la palabra.

Juan Carlos Bustriazo Ortiz, El Penca o El Piedra Juan, nació en Santa Rosa (La Pampa), gustaba recordar que su apellido de origen italiano significa tres bueyes, y vaya si tiraba esa más que yunta en sus himnos a la noche, eróticos algunos, trágicos la mayoría, abrevando en ese saber ancestral, pleno de simbolismos y neologismos, lenguaje de múltiples registros, ritmo que roza lo sagrado y lo alucinante. Textos que no dejan de asombrarnos, cuajados de imágenes, conmovedores en su evocación, palabras que nos hacen pensar en una masmedula pampeana.

 

Tan huesolita que te ibas

tan envidiada de qué sombras la tierra ardía huesosita/la siesta ardía melodiosa tan como ibas tu sonrisa era/  una piedra arrobadora y era otra piedra mi costilla/ dulcequeamarga solasola cuajada de alta pedrería/ eran tus voces tan palomas eran tus manos piedras finas guitarra tan azuladiosa/ eras la piedra que acaricia piedra te ibas quién te roba última brisa de la brisa o flauta mía o leja y rota tan huesolita que te ibas tan/ de la gracia mucha y poca si cuando vuelvas ves mis días oh piedra llena llaga hermosa!

 

El intenso dice

un adiós el intenso dice una sombra mi amor aterciopelada palaciega en esta tarde regocijante y tristonosa las gentes se ponen máscaras oh mi amor se sacan los rostros se arrancan infantilizados la identidad remota y saltan saltan y no son langostas siquiera  y tristemente remedan al ancestral sagrado qué estoy diciendo mi amor yo celebrante rojo celebrante amarillo y negro y azul huelo a collón a piedra pintada a sien quemada huelo a corazón ahumado huelo a rodillas blanconas a canillas bermejas mi amor dios quiera que no pienses como yo en esta tarde que huele a tambores colorados a bajo vientre castaño a tobillos simulones a talón pintarrajo mientras la soledad los va comiendo y chilla.

Cuentan algunos de sus amigos que acalló su voz durante los cinco años de su forzado exilio y si alguna vez pronunció un par de palabras fue para inquirir sobre su vaso perdido, a igual que muchos de sus trabajos, “distraídos” por algunos tal vez, aseguran que muchos desearían poder beber en él y decir como decía el Penca: “Te /estuve/ yo /quemándome/ en/ tu agua”.

Comentarios