Villa Rosa se renovó y no baja los brazos

Tras la abrupta salida del DT Antonio Flores, Jorge Barodi se hizo cargo del equipo. No contará con sus figuras, pero sumó varios refuerzos de peso.
Tras la abrupta salida del DT Antonio Flores, Jorge Barodi se hizo cargo del equipo. No contará con sus figuras, pero sumó varios refuerzos de peso.
viernes, 9 de abril de 2010 · 00:00

Miguel Díaz será uno de los referentes que seguirá en el Deportivo.

 

 

A medida que se acerca el inicio del campeonato 2010 de la Liga Escobarense, la situación de los equipos, los refuerzos que adquirieron, la intensidad de la pretemporada y los resultados que arrojaron los partidos amistosos, son algunos de los factores que permiten dilucidar qué equipos están para pelear el título y cuáles deberán conformarse con “hacer un buen papel”.

En ese aspecto, la situación de Deportivo Villa Rosa es compleja. El Rojinegro vivió un receso agitado que puso en duda su chapa de candidato, pero el club parece haber encontrado el rumbo en las últimas semanas y promete dar pelea apelando al juego asociado que lo caracteriza.

Tras la repentina salida del director técnico Antonio Flores al final del Clausura 2009, Jorge Barodi tomó las riendas del grupo y pasó de jugador a DT en cuestión de días. Barodi, que cuenta con una vasta experiencia en el fútbol regional y también pasó por el ascenso, aseguró que el equipo no perdió su esencia pese a la salida de varias piezas clave y “están para pelear arriba”.

Para el próximo torneo Villa Rosa no contará con Martín Vilchez Flores, que migró a América de José C. Paz, ni con Ricardo Chaparro, que está a punto de firmar con un club de Pehuajó para jugar la liga de esa ciudad.

En principio, el Rojinegro no sufrirá más bajas, pero Flores y Chaparro anotaron 27 goles en la temporada pasada y fueron determinantes en el juego ultra ofensivo del equipo que se ganó el apodo de “Súper Deportivo”, gracias a los 61 goles que anotó en el Apertura ’09 (un promedio de 3,8 por partido). Por eso, esas dos bajas eran lo suficientemente importantes  para pensar que el equipo podría perder su lugar de candidato al título.

No obstante, el flamante entrenador aseguró que llegaron refuerzos con la calidad necesaria para pelear arriba y remarcó que son “candidatos a ganar el torneo”.

Entre las incorporaciones más relevantes se encuentra el volante Julio Sánchez, que viene de América y tuvo experiencia en varios clubes del ascenso. “No tendremos la explosión de Chaparro en ataque, pero con Sánchez ganamos más toque corto y pegada de afuera”, consideró Barodi.

Además, incorporó a Cristian Leiva (ex Abrojal), Pablo Moncalier (ex Pilar FC) y dos jugadores provenientes de las inferiores de Fénix, Rodrigo Robin y Joel Murguía.

Miguel Díaz seguirá en el equipo y logramos armar un buen plantel. Pero lo importante es que mantuvimos el nivel y tenemos buen manejo de pelota y poco juego brusco, que es lo que caracterizó siempre a Villa Rosa”, agregó Barodi.

El próximo sábado el Deportivo disputará su 7º partido amistoso de la pretemporada, cuando reciba a Flecha Azul desde las 16.30.

 

 

Chaparro a Pehuajó

Ricardo Chaparro no jugará en Villa Rosa durante la temporada 2010. El delantero acordó con el club Huracán de Curacú, con el cual disputará la Liga Pehuajense de Fútbol. “La propuesta es muy interesante y viajaría los fines de semana para jugar allá, porque se juega los domingos”, comentó Chaparro, que ya se trasladó para realizar varios partidos de prueba. “La diferencia con la Escobarense es asombrosa. Allá las canchas son un lujo y el nivel es altísimo. Se vive de otra manera, es como estar en el Argentino C”, agregó.

 

 

Básquet - Liga Nacional
Treise debe esperar

En un juego que dominó de principio a fin, Estudiantes venció como local a Quimsa de Santiago del Estero por 84 a 70, se puso 1-2 abajo y prolongó la serie, en el tercer partido de los playoffs por la Reclasificación de la Liga Nacional.

Jonatan Treise cumplió con una buena labor, anotando 10 unidades en 35 minutos, pero deberá esperar hasta el cuarto punto para poder sentenciar la serie y poder llegar a los cuartos de final.

Tremendo arranque de Estudiantes, que en apenas dos minutos metió un parcial de 9-2, apostando a marcar hombre, hundiendo la defensa, doblando a Román González en la pintura y corriendo, tomando sin balance defensivo a Quimsa, que defendió mal y abusó del juego interno vía González.

El local no se quedó con eso, varió su defensa, pasó a defender zona  luego presionó toda la cancha confundiendo al elenco santiagueño que perdió 7 balones, ofensivamente rotó la bola, repartió muy bien el goleo y lentamente fue estirando diferencias para ganar el cuarto 23-12.

El segundo segmento fue un poco más parejo, el equipo de Romano moviendo la pelota de un lugar a otro para romper la zona de Estudiantes y así meter la bola en la pintura o liberar un tirador, alternativa esta última que logró en dos o tres oportunidades convirtiendo.

El local defendió bien la pintura, en ataque cargó al rebote y lastimó con penetraciones o con los internos, el juego se hizo desprolijo, revuelto, ambos muy apresurados por definir sus ofensivas, de esto sacó provecho el bahiense que mantuvo prácticamente su diferencia y se fue al entretiempo 40-31. 

Quimsa tomó el control en el arranque del tercer período acortó la diferencia gracias a Román González,  así llegó a ponerse a seis  (41-35), pero poco a poco Estudiantes fue corrigiendo su defensa, volvió a doblar al pivote, aseguró el rebote, salió rápido recuperando el control y la diferencia, ampliándola más aún hasta sacar catorce a falta de tres minutos (59-45), y luego a dieciocho (68-50)a falta de un minuto, para cerrar el cuarto 68-52.

Quimsa salió a quemar las naves, presión en toda la cancha, defensa con atrape, pero Estudiantes supo manejar la diferencia de puntos, aguantó el envión de los santiagueños, volvió a recuperar el control de las acciones, recuperando y estirando nuevamente la ventaja.

 

Comentarios