Tras la polémica, pintan otro mural

Frente a la pared en blanco. El artista Néstor Portillo en plena tarea.
jueves, 11 de febrero de 2010 · 00:00

En medio de la polémica por haber tapado un mural en la entrada a la Casa de la Cultura, el gobierno Municipal decidió ponerle arte a una de sus paredes que hasta el momento estaba blanca.

Se trata de un paredón del estacionamiento para funcionarios del palacio municipal, que da a calle Bolivar. Allí, el artista Néstor Portillo está trabajando en un mural alusivo al federalismo.

Según declaraciones del propio artista reproducidas en un comunicado difundido ayer por el área de Prensa del gobierno, se trata de “una representación del pueblo trabajador, donde se pretende que se noten la secuelas del trabajo en las manos y caras de los representados”.

Asimismo, el mural incluye la estrella federal y “distintas gráficas de culturas nuestras” señaló el artista.

El mismo comunicado señala que la pintura anticipa los festejos por el 190º aniversario de la firma del Tratado del Pilar. De hecho, se adelanta la intención de inaugurar la pieza en una de las jornadas de celebración.

La obra comenzó a ser pintada en los últimos días, en coincidencia con la polémica desatada por la cobertura de otro mural, en este caso el que decoraba la fachada del edificio de la Casa de la Cultura y había sido pintado por el artista local Alejandro “Gato” Maass.

Esa decisión generó que el ex titular del área, Manuel Vázquez, creara un grupo repudiando el hecho en la red social Facebook. En tanto, la actual a subdirectora de Cultura, Clarisa Bartolacci, no escondió su disgusto por la reacción de su antecesor y justificó la acción alegando el deterioro de la obra y que el trabajo que lo reemplazará es más representativo del espíritu de la gestión.

 

 

Cine móvil en el El Pinazo

 

Durante la mañana de ayer, chicos del Barrio Pinazo disfrutaron del cine móvil del municipio.

Organizado en el centro familiar cristiano “Camino a la Vida” ubicado en la intersección de la calle Congreso y Santa Cecilia.

El Director de Necesidades Especiales, Luis Rodríguez, contó que “hoy tenemos 120 sillas y están todas cubiertas, así que es todo un éxito”. La película que se proyectó fue “Mi papá se volvió loco”, con Guillermo Francella.

Por su parte, el asistente social de la salita del Pinazo, Ricardo Coronel, expresó que la actividad “tiene un sentido que es el de integrar a la personas con discapacidad, la acción es muy buena porque vinieron chicos de todas las edades, hasta personas grandes, es una idea para divertirse y distenderse”. 

Comentarios