Columna

Rómulo y Remo en peligro

Por Gustavo Kietaibl, médico veterinario.

Rómulo y Remo en peligro

Por Gustavo Kietaibl, médico veterinario (veterinaria Country Pet)

 

Marte, el Dios de la guerra, engendró en Rea Silvia, a los mellizos Rómulo y Remo. Cuando éstos nacieron y para salvarlos, fueron arrojados al río Tíber dentro de una canasta que encalló en la zona de las siete colinas (el Palatino, el Capitolino, el Quirinal, el Celio, el Aventino, el Esquilino y el Viminal )

Una loba, llamada Luperca, se acercó a la costa a beber agua, los recogió y amamantó en su guarida del Monte Palatino.

¿Sabían en el año 754 a. C que la leche de la loba podía trasmitir muchas enfermedades?

La leche es un alimento natural rico en nutrientes, lo que la hace un medio excelente para el crecimiento bacteriano y la transmisión de enfermedades. Es importante aclarar que no existe evidencia científica que la leche cruda sea más o menos nutritiva que la leche pasteurizada. Los microorganismos pueden estar en la ubre y pasar a la leche, o incorporarse en la leche a través del medio ambiente, el equipo de ordeñe o las manos del ordeñador cuando estos están contaminados. No es seguro tomar leche sin pasteurizar.

Algunos de los patógenos que se encuentran en la leche cruda  incluyen: E. coli, Salmonella, Campylobacter,  Criptosporidium y Listeria.

Las enfermedades de transmisión alimentaria (ETA) , son una realidad sobre la que pocos ponen la lupa.

Suele darse por sentado que los alimentos orgánicos o que se ofrecen como "caseros" son mejores que los industriales, pero existen algunos ítems polémicos e intoxicaciones asociadas al consumo de leche no pasteurizada

Es que "natural" y "orgánico" son palabras a veces usadas como sinónimos que ven desdibujado su significado cuando sólo constituyen un argumento de marketing carente de sustento, dispuesto como "cazabobos" ante la avidez de un consumidor que quiere evadirse de alimentos cuyas etiquetas consignan una catarata de conservantes, colorantes y aditivos.

Cada vez son más los que, pese a estar al tanto de las advertencias, prefieren asumir ese riesgo, que perciben como menor que el de consumir alimentos industrializados cuyas etiquetas están repletas tambien de encriptados y sospechosas siglas. Suele darse por sentado que los alimentos orgánicos o que se ofrecen como "caseros" son mejores que los industriales, pero existen algunos ítems polémicos en los productos artesanales: dilemas de una moda global.

Es de suma importancia que exista control en cada uno de los eslabones de la cadena de producción de leche y sus derivados. Las certificaciones básicas que necesita un producto alimenticio para comercializarse son el RNE (Registro Nacional de Establecimientos) y el RNPA (Registro Nacional de Productos Alimenticios). Hay certificación de orgánico para los productores, pero también para los elaboradores tiene que haber siempre un control del alimento, porque pueden aparecer hongos como las aflatoxinas, por ejemplo, que producen sustancias tóxicas. No comprara productos derivados de la leche en la ruta sin saber la procedencia real de la leche y revisar siempre los certificados correspondientes.

Pero en definitiva, el hombre es más perverso que la leche. Rómulo vio doce buitres volando sobre el Monte Palatino y Remo sólo divisó seis en otra de las colinas. Entonces Rómulo, para delimitar la nueva ciudad, trazó un recuadro con un arado en lo alto del monte Palatino y juró que mataría a quien osase traspasarlo. Remo le desobedeció y cruzó con desprecio la línea, por lo que su hermano lo mató y quedó como el único y primer Rey de Roma.

23
0

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
0% Esperanza
25% Bronca
0% Tristeza
75% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres