PERSONAJES

Dio una vuelta y media al mundo, caminando

Alto, calvo y siempre bronceado. Seguramente alguna vez te lo cruzaste por colectora. Desde hace 15 años camina todos los días y lleva su cuenta: más de 65.000 kilómetros recorridos.
domingo, 4 de abril de 2021 · 08:18

Por Daniela Minotti

 

De taxista a un aficionado por la caminata, Gerónimo Ismael Rodríguez ya es conocido por andar por la colectora. Hoy, con 76 años, recorre entre 15 y 16 kilómetros por día, y espera ir por más. 

Para su familia, es Mito, apodo que ganó de chico por Geronimito. Para su nieta y sus amigos, él es el Tata. Para los vecinos, es el hombre que camina cada mañana por la colectora de Panamericana ¿Lo viste alguna vez? Pero ¿quién es este pilarense de Villa Morra, que, a los 76 años, pasea por los caminos de Pilar y recorre más de 10 kilómetros por día?

Antes de ser esta personalidad intrigante para los vecinos, Gerónimo Ismael Rodríguez trabajó como taxista por más de 30 años. Aquella etapa terminó cuando le diagnosticaron hidrocefalia y tuvo que someterse a una operación en la cabeza, donde le pusieron una válvula. A eso le siguió otra operación, por un hematoma cerebral tras sufrir un golpe. De la hidrocefalia, poco a poco, quedó hipoacúsico. 

Ya sin poder escuchar y con el fin de sus años tras el volante, Gerónimo decidió continuar avanzando, pero esta vez a pie. Así es como inició un hábito que mantiene hasta hoy: cada día sale de su casa a las siete de la mañana para iniciar su marcha por el kilómetro 43 hasta el 47, ida y vuelta. Pasa cuatro horas recorriendo la colectora, camino que elige por ser tranquilo, tener buen oxígeno, buenos árboles y, sobre todo, por ser seguro. 

“Hago aproximadamente 15, 16 kilómetros por día, más los que camino por Pilar al supermercado o a ver los números que salieron en la quiniela”, cuenta a El Diario. Ya son 15 años de caminata, con 4.500 kilómetros recorridos por año, aproximadamente. Hoy tiene más de 65 mil kilómetros registrados, y piensa ir por más. “Voy a caminar hasta que la salud me lo permita”, dice entre risas.  

Y no solo ha pasado por Pilar. Gerónimo también caminó hasta Luján más de 20 veces. “Empecé a ir cuando la calle era de tierra. Generalmente cuando cobraba la jubilación compraba provisiones para el viaje. Me tomaba 6 o 7 horas. Ahora, por la pandemia, ya no lo puedo hacer”, explica. 

La pregunta que queda es ¿Por qué eligió la caminata? ¿Qué atractivo vio en ella? “Caminar me hace sentir bien físicamente. Para mí caminar es salud”, expresa. Después de tanta distancia recorrida, Gerónimo podría coronarse como el caminante de Pilar, el aficionado de la calle, o, simplemente, un hombre que goza de la vitalidad, capaz de disfrutar del bienestar que le da el paso a paso. 

 

“Caminar me hace sentir bien físicamente. Para mí caminar es salud”. 

GERÓNIMO RODRÍGUEZ. 

Comentarios