Se hace camino al tocar

La orquesta de cámara Carpe Diem fue creada por el profesor  Diego Mantuani. La integran adolescentes, jóvenes y adultos. Única en la zona, cultiva la militancia por difundir la música clásica.
 
domingo, 3 de marzo de 2013 · 00:00

 

por Alejandro Lafourcade  a.lafourcade@pilaradiario.com

 

Nacida en los últimos meses de 2012, la orquesta de cámara Carpe Diem es única en la zona: integrada por adolescentes, jóvenes y adultos, pule su excelencia día a día y promete seguir cumpliendo metas.

Convertido desde hace un tiempo en el principal promotor de la música clásica, Diego Mantuani es el padre de la iniciativa. “La idea de formar una orquesta –explicó- nació el año pasado, a partir de las diversas muestras de mis alumnos de música. Como se hacía cada vez más extenso que cada uno presente algo, decidimos hacer en primera instancia un ensamble de violines”. Así se fue dando la creación de la orquesta, “nos fuimos contactando con otros músicos porque necesitábamos violas, violoncelos, contrabajos, un pianista... De a poco fuimos contactando gente hasta llegar a diciembre, cuando ya pudimos hacer un concierto”.

En cuanto a sus actividades anteriores, en octubre se presentó como ensamble de cuerdas, y en diciembre ya como orquesta de cámara (más pequeña que una sinfónica, ya que no suele sobrepasar los 25 integrantes).

Hoy en día, Carpe Diem tiene 16 integrantes, sumando nueve violines, dos violas, dos cellistas, un contrabajista, un pianista y hasta un músico que toca el laúd renacentista, algo poco frecuente. “Este año se avanzó en la convocatoria a través de la prensa y las redes sociales –recordó Mantuani-, que funcionó muy bien. Me han llegado hasta 30 mails por día de gente que quería audicionar, y así llegamos al grupo actual.

El integrante más joven de Carpe Diem tiene 16 años y el mayor, 40. La convocatoria, que está constantemente abierta, es para mayores de 15, “pero no hay límite de edad, no es una iniciativa exclusiva para adolescentes”, se encargaron de aclarar.

Además, Mantuani destacó que “se formó un lindo grupo humano. Me pasó de estar en orquestas profesionales en las cuales la relación era muy fría y acartonada, en los intervalos iba cada uno para su lado, se compartía un mate muy de vez en cuando… Aquí, todos los músicos que luego no pudieron seguir viniendo recalcaron el buen clima que se vive”.

Satisfecho, asegura: “Estoy muy contento, se formó un pequeño ‘monstruito’ de 16 músicos, además de agradecido con los auspiciantes que permiten imprimir programas y solventar”. En tanto, adelantó que se encuentra “avanzando en la personería jurídica. La idea es que en el futuro cada uno consiga una beca fija que le permita solventar estudios, material y demás”.

 

Crecimiento

A su vez, el iniciador del proyecto remarca que “no hay muchas orquestas de este tipo en zona norte. Vino gente, por ejemplo, de Tortuguitas que antes tenía que ir a tocar en Capital, y ahora prefiere tener una orquesta a pocos minutos de su casa”. Asimismo, “para los integrantes, en su mayoría jóvenes, es importante que aprendan a desenvolverse en una orquesta, porque no es lo mismo que la labor solista, es una interacción constante que no tiene nada que ver con la práctica individual”.

Con una cantidad de público que viene en alza desde que Mantuani comenzó con su ciclo de conciertos, el fenómeno se ha traspasado a la orquesta de cámara. “En las presentaciones anteriores que organizaba –recordó- empezó a aumentar la cantidad de gente, ahora el promedio de asistentes está en alrededor de 90 personas, con picos de 140 o 150”, sin dudas un buen número de pilarenses el que asiste con regularidad a conciertos de música clásica.

“Creo que esto nunca se hizo y todos los chicos son concientes de eso –señaló-, obviamente siempre estamos trabajando en sonar cada vez mejor, mientras hacemos un poco de historia. La idea es que la orquesta nos trascienda a todos, yo quiero de acá a 40 años estar viejito y ver que Carpe Diem sigue tocando”.


 

La frase
“La idea es que la orquesta nos trascienda a todos, yo quiero de acá a 40 años estar viejito y ver que Carpe Diem sigue tocando”, afirma Diego Mantuani.

 


Lo que viene
El próximo concierto de la orquesta Carpe Diem será el próximo sábado en la biblioteca Bartolomé Mitre, Belgrano 553. El repertorio incluirá obras de Bach, Vivaldi y Mozart, entre otras joyas de la música. El director será Cristian Lozano. La entrada tiene un valor de 35 pesos en puerta y 30 en forma anticipada, ya sea en la biblioteca o por correo electrónico a diegomantuani@gmail.com.

 

 

Fronteras afuera
Por lo pronto, la acumulación de experiencia está asegurada: Carpe Diem tiene asignadas fechas en la Ciudad de Buenos Aires, como el concierto junto al pianista Gabriel Clenar en el Centro Cultural Recoleta; o bien en el museo Fernández Blanco. También tienen ofrecimientos para hacer conciertos a beneficio en Pilar, desde el espacio de Autores Locales.

 

Comentarios