Médicos van a las aulas para enseñar a cuidar el corazón

El programa “Sumá tu corazón” apunta a formar alumnos “líderes” en las escuelas, capaces de expandir los mensajes de prevención. La primera experiencia se efectuó en la Media 6 de Peruzzotti.

viernes, 19 de agosto de 2011 · 00:00

 

Despliegue gráfico en alumnas de la Escuela Nº 6 de Pilar.

 

Un grupo de médicos del Centro de Prevención Cardiovascular del Hospital Universitario Austral (HUA), liderados por Domingo Turri, impulsan talleres de vida saludable en las escuelas de Pilar. ¿El objetivo? Llegar antes, mucho antes que la enfermedad cardiovascular, promoviendo la calidad de vida. El programa “Sumá tu corazón” cuenta con el aval de la Municipalidad de Pilar y está orientado, en un principio, a niños y adolescentes de 14 a 18 años.

La estrategia consiste en seleccionar y capacitar a “alumnos líderes” de cada curso, para que multipliquen los mensajes de prevención. Se complementa con un registro por encuesta sobre conductas de riesgo y con un relevamiento de salud a cargo de médicos de los Centros de Atención Primaria del distrito.

 

Trabajos

En julio culminó el trabajo en la Escuela Media Nº 6, “Dr. Esteban L. Maradona” y el programa se está desarrollando actualmente en la Escuela Media Nº 2. Unas 300 familias estuvieron involucradas en los talleres en la Escuela 6 del barrio Peruzzotti. En el acto de cierre, al cual concurrió el secretario de Salud del Municipio, Pablo Atchabaian, Turri exhortó a los niños a “cuidar el don de la vida, la salud” y agradeció el compromiso de alumnos y docentes; “nunca imaginamos un entusiasmo tan grande como el de esta escuela”, señáló. A su vez invitó a hacer eco de los mensajes de prevención en sus hogares. “El primer lugar, el más importante para plasmar los conocimientos”.

Los talleres desarrollan la prevención primordial, que busca anticiparse a la aparición de los factores de riesgo, es decir, se enfocan en los comportamientos de riesgo. Bajo el esquema de cinco encuentros con profesionales del HUA, se analizan las circunstancias cotidianas, aparentemente inocentes, que bajo comprobación científica propenden años después a incentivar los factores de riesgo coronario y desarrollar la enfermedad cardiovascular.

Se trata de las horas de sueño y descanso, la alimentación, el tiempo dedicado a las diversas pantallas (televisión, juegos, internet), la inactividad física, las adicciones, el lavado de dientes y otras. Los temas fueron desarrollados por los doctores Turri, Fernando Burgos (pediatra) y Silvia Juárez (experta en Nutrición).

En el encuentro final en la Escuela Nº 6, los alumnos, con su director a la cabeza, Horacio Canesi, prepararon canciones, coreografías y una variedad de stands para enseñar lo aprendido. Cuatro alumnas de 15 años repartían licuados frutales, “para demostrar que lo sano puede ser rico”.  

 

Encuesta entre los alumnos

El desayuno se fue a marzo

Ivana y Bianca, de 15 años, exhibieron en un póster los resultados de una encuesta que hicieron a todos los alumnos del secundario, para conocer cómo comían. Estaban horrorizadas de que más de la mitad no desayunara y otro porcentaje alto ni siquiera almorzara. “Comen puros sándwiches, mate, medialunas. ¡Muchos solamente cenan!”, dijeron sorprendidas. “Queremos educar a los chicos de jardín para que no se alimenten mal después”, declararon.

Otra de las aulas tomó el tema del tabaquismo: a quien pasara por el stand le entregaban una marquilla con una “radiografía de tus pulmones” adentro. El visitante podía tomarse la presión y soplar dentro de un globo para conocer su capacidad respiratoria.

“Que los alumnos desde una edad tan temprana hayan aceptado así el programa es admirable”, confesó el doctor Turri, ex jefe de Cardiología del HUA. La educación será continua: miembros del equipo médico crearon un “aula virtual” en Facebook (“Sumá tu corazón”). “Cuando se fusionan salud y educación, el resultado es inmenso”, concluyó el cardiólogo.

 

Comentarios