Kicillof retoma obras para ampliar cupos en el sistema penitenciario

"En los próximos meses vamos a inaugurar 1.350 nuevas plazas en el Servicio Penitenciario Bonaerense”, afirmó el gobernador. Dijo no coincidir "cuando se le da prisión domiciliaria a quien ha cometido delitos de gravedad".
martes, 5 de mayo de 2020 · 13:10

Con la intención de aliviar la situación de hacinamiento en las unidades penitenciarias, el gobernador Axel Kicillof anunció que “en los próximos meses vamos a inaugurar 1.350 nuevas plazas en el Servicio Penitenciario Bonaerense”.

Junto al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, y de Seguridad, Sergio Berni, el mandataria enfatizó que "cuando asumimos recibimos una situación penitenciaria de emergencia, con una huelga de hambre de más de 15 mil internos, porque no se estaba pagando ni el alimento ni los medicamentos y fue resuelto rápidamente”.

Y agregó: “A nosotros nos competen las condiciones de detención, por eso presentamos este plan de infraestructura. Además, queremos reafirmar que la obligación del Poder Ejecutivo no es decidir libertades, ni prisiones domiciliarias, sino mejorar las condiciones de detención de quienes el Poder Judicial dispone que tienen que estar en situación de encierro”.

De esta manera, el gobernador presentó un plan para la recuperación de la infraestructura penitenciaria que prevé la finalización de obras que se encuentran paralizadas hace varios meses, para 1.350 nuevas plazas en 10 unidades. Para reiniciarlas, la Provincia tuvo que saldar una deuda de 350 millones de pesos con constructoras proveedoras del Estado y sumar una inversión por 800 millones de pesos.

Por otro lado, Kicillof se refirió a las acusaciones de los últimos días sobre la excarcelación de detenidos: “Tratan de generar angustia en la población que está haciendo un esfuerzo enorme por quedarse en su casa. Nosotros nos dedicamos todos los días a cuidar a los y las bonaerenses, a protegerlos”, además destacó: “Gran parte de la oposición está trabajando en la misma dirección que nosotros” quienes promueven esta campaña “es un grupo ínfimo”.

“A nosotros nos corresponde generar seguridad, protocolos sanitarios, proveer los materiales y la protección para los internos y el personal carcelario del servicio penitenciario”, resaltó el gobernador.

 Finalmente, aseguró que “este gobierno no coincide cuando se le da prisión domiciliaria a quien ha cometido delitos de gravedad, exponiendo a las víctimas. No solo no lo promovimos, sino que no estamos de acuerdo”.

Por su parte, Alak recordó que “la situación de las cárceles bonaerenses es gravísima, con un nivel de sobrepoblación de aproximadamente un 110%” y en este contexto “hemos tomamos medidas sanitarias para evitar que ingrese el coronavirus a las unidades penitenciarias”.

La provincia cuenta con una capacidad de 24.000 plazas en unidades penitenciarias, pero en la actualidad conviven más de 50.000 internos. Además, al 10 de diciembre de 2019 la Provincia mantenía una deuda de más de mil millones de pesos con proveedores de alimentos, medicamentos y de la construcción.

“Queremos reiterar y desmentir un plan del Poder Ejecutivo para liberar internos, porque respetamos a ultranza la división de poderes”, sentenció el Ministro. Asimismo, resaltó: “No queremos que ningún penitenciario, que está haciendo un esfuerzo gigantesco en su trabajo, ni ningún interno se contagie, porque la cárcel a diferencia de la escuela no se puede cerrar”.

Valorar noticia

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios