La conductora sufrió heridas leves

Fuerte choque por querer esquivar un perro

El auto, conducido por una mujer de 30 años, terminó montado en la baranda de contención. Ocurrió en el kilómetro 40 de Panamericana.

Por Redacción Pilar a Diario 6 de junio de 2019 - 00:00

Una mujer de 30 años resultó herida cuando impactó su auto contra la baranda de contención, en el kilómetro 40 de Panamericana, mano a Pilar, a la altura de Manuel Alberti. El accidente se produjo poco después de las 10 de ayer cuando la conductora de un Peugeot 206 de color bordó (patente FMU 273) intentó esquivar un perro y a raíz de la maniobra, impactó contra la baranda de contención a la cual el vehículo quedó montado. La víctima, con domicilio en el barrio porteño de Villa Devoto, fue trasladada al Hospital Sanguinetti con heridas leves. 
Según fuentes oficiales, el rodado se desplazaba por el carril central y al llegar a la zona indicada, según la misma mujer afirmó luego a la policía, observó un perro de estatura mediana y de color negro que cruzaba la autopista de izquierda a derecha.
Ante lo imprevisto de la situación, esquivó al animal pero perdió el control del vehículo. Primero chocó contra una columna de alumbrado ubicado entre el guardarraill central, la cual se partió en dos, cayendo la parte superior sobre el mismo vehículo que quedó transversalmente posicionado sobre la baranda de contención. 
La conductora llevada colocado el cinturón de seguridad, por lo que a pesar del violento impacto, solo recibió algunas lesiones superficiales, pero de todos modos fue trasladada al Hospital Sanguinetti. El tránsito estuvo demorado más de dos horas. 

Problema de siempre
El accidente reavivó las quejas de los automovilistas debido a que los perros sueltos en la autopista son moneda corriente. En ese sentido, María Florencia R. comentó a El Diario que antes del hecho avisó en la estación de peaje “de tres perros caminando en el medio. Uno negro, un pastor alemán y uno blanco. Se rieron y me dijeron ‘no podemos movernos de acá’”.
A su vez Sergio Gabriel Escañuelas dijo que por los perros sueltos “casi me mato varias veces” y Matías Rodriguez señaló que le pasó “lo mismo y casi me mato”.
También se dan casos de perros muertos, que ya fueron atropellados y que por horas la autopista no retira de la traza. “Cobran fortuna por pasar, deberían brindar un servicio más seguro”, se quejó Daniel Pereyra. A su vez Meze Rodríguez pidió “alambrar toda la Panamericana para que se eviten estas cosas, con lo que cobran de peaje tienen plata para hacerlo”.
A los testimonios se sumó el de Belén Naidenoff: “A mí me pasó y por milagro no fue una tragedia, venía con mis bebés. Mientras que Héctor Garcete consideró que “la falta de control hacia los animales es terrible en Pilar”.  

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar