Periodista recibió una pedrada en el tren

Mario Mengoni sufrió una herida en la cabeza cuando viajaba en el San Martín. Fue a poco de partir de la estación de Pilar.

24 de noviembre de 2015 - 00:00
El periodista radial Mario Tito Mengoni, recibió una pedrada en la cabeza mientras viajaba en una formación del Ferrocarril San Martín con dirección a Capital. Fue atendido en el hospital de Derqui y ya se encuentra en plena recuperación. 
Mengoni le contó a El Diario que el hecho se produjo el viernes pasado poco después de abordar el tren que salió a las 20.18 de la estación de Pilar. “Me senté en el segundo asiento del lado izquierdo del segundo vagón. Apenas salimos de Pilar, sentí un ruido muy fuerte como que algo explotó al lado mío. Luego sentí un ardor en la cabeza y alcancé a tocarme con mis manos y las tenía impregnadas de sangre”.
Mengoni narró que poco después perdió la noción de lo que ocurría y casi no recuerda nada más. “Cuando me dí cuenta ya había otros pasajeros a mi lado tratando de ayudarme”.
El periodista señaló que la piedra era del tamaño “de un puño”, supone que habría sido arrojada desde abajo, ya con el tren en movimiento y que habría ingresado por una de las ventanillas del lado opuesto, cuyo vidrio se encontraba levantado.
Poco después del ataque se dio aviso a los efectivos de la Policía Federal que suelen viajar en las formaciones y una vez llegado a Presidente Derqui, el herido fue trasladado al hospital de esa localidad en donde recibió las primeras atenciones.
Más tarde lo derivaron al Hospital de Pilar en donde le realizaron todos los estudios de rigor, le suturaron la profunda herida con cinco puntos y debió permanecer internado por varias horas.
“La verdad que yo tuve suerte. Podría haber sido peor. Qué hubiera pasado si la víctima era un chico con menos capacidad de tolerancia física o si la piedra era más grande”, se preguntó Mengoni.
A su vez pidió a los responsables del ferrocarril “que tomen las medidas necesarias para evitar que sigan estos ataques vandálicos”. Y agregó: “Al menos que traten de minimizar las consecuencias y tomen los recaudos pertinentes”. En ese sentido opinó que una de las medidas más efectivas sería colocar rejillas protectoras en las ventanillas de los vagones. “Que no esperen a que haya una muerte para actuar. Yo hoy lo puedo contar, no sé si la próxima persona que sufra esto podrá hacerlo”.  
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar