Internaron a Arce cuando debía volver a prisión

20 de noviembre de 2015 - 00:00
José Arce, condenado a prisión perpetua por el crimen de su esposa Rosana Galliano, quedó internado en el hospital de Pilar cuando debía presentarse en una audiencia en los Tribunales de Campana, ante la inminencia de volver a prisión.
Familiares de la víctima habían pedido que cese el beneficio del arresto domiciliario, tras el fallo de la Suprema Corte de Justicia bonaerense que desestimó el recurso para que se revean las sentencias en contra del viudo y su madre Elsa Aguilar. 
Si bien el trámite quedó postergado, la familia Galliano reiteró su solicitud para obtener la tutela de los hijos de la joven (dos varones, que hoy tienen 11 y 12 años), quienes viven en Villa Astolfi junto a su padre y la abuela materna, ambos hallados culpables del homicidio de su madre.
“Arce se descompensó y tuvieron que internarlo en un hospital, con custodia policial, aunque esto nos genera muchas dudas. Tenía que afrontar la audiencia, en la que el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Zárate-Campana le iba a notificar que debía volver a prisión, que terminaba el arresto domiciliario con monitoreo electrónico, debido al último fallo de la Suprema Corte de Justicia bonaerense que rechazó un recurso extraordinario. Sus problemas de salud, en general, coinciden con distintas instancias del proceso y llama a sospechas”, señaló Oscar Galliano. 
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar