Dos detenidos tras intento de asalto a un subcomisario

Lo atacaron a golpes para robarle. También hirieron a pedradas a otro efectivo que intentó arrestarlos. Finalmente, fueron demorados por los uniformados.

15 de noviembre de 2015 - 00:00

 Dos delincuentes fueron detenidos después de que intentaron asaltar a un policía bonaerense cuando se dirigía a su domicilio tras cumplir con el servicio. Los sujetos, al encontrar resistencia en el efectivo, lo atacaron brutalmente provocándole heridas en su rostro. 

Luego fueron perseguidos hasta una vivienda en donde se resistieron a tal punto que alcanzaron a herir con pedradas a otro efectivo. 
Sucedió en la noche del viernes en el barrio Los Cachorros, de la localidad de Del Viso.
Así informaron los voceros oficiales, afirmando que el hecho aconteció aproximadamente a las 23.30 horas en la calle Madreselvas, entre Hortensias y Geranios. Un subcomisario de 48 años, identificado como Federico Bárman, se desplazaba en su automóvil particular con la intención de llegar a su domicilio. 
De forma imprevista, fue interceptado por dos sujetos -uno de ellos con arma de fuego en su mano– que se pararon en medio de la calle obligando al conductor a detener su marcha. 
Allí, directamente lo amenazaron de muerte al efectivo –que estaba uniformado –y antes de que éste pudiera reaccionar el otro sujeto le asestó un violento golpe de puño en pleno rostro, dejándolo casi inconsciente y con una hemorragia nasal. 
Fue ahí cuando el oficial logró reponerse por un momento - mientras los sujetos intentaban destrabar las puertas del automóvil– y alcanzó a desenfundar su arma reglamentaria y realizó dos disparos intimidatorios al aire, que pusieron en fuga a los malhechores, quiénes luego de correr unos cincuenta metros ingresan a una de las viviendas de la misma cuadra. 
Llamados de vecinos alertaron al  911 al escuchar los disparos y rápidamente arribaron al lugar efectivos del Comando de Prevención Comunitaria, los que una vez interiorizados de lo acontecido, llegaron hasta la vivienda donde los sujetos ingresaron, y con la anuencia del propietario del lugar, los uniformados entraron a la casa, pero fueron recibidos a pedradas por parte de los dos desconocidos. 
Una de las piedras –recorte de una baldosa- impactó en la cabeza de un efectivo provocándole un profundo corte. A pesar de todo, con la llegada de más refuerzos, los policías lograron reducir a los sujetos. 
Ya en la dependencia, los mismos fueron identificados, conociéndose que tenían 19 y 26 años, domiciliados en Santa Celia al 200 y al 1.100, respectivamente, de la localidad de Manuel Alberti. Los dos ya contaban con antecedentes penales. 
Mientras el jefe policial que resultó herido en el intento de asalto y junto con el otro efectivo que recibió la pedrada, fueron derivados al hospital de Pilar, fuera de peligro. 
Intervino en la causa caratulada como “Robo en Grado de Tentativa –Lesiones y Resistencia a la Autoridad” la UFI Nº 3 de Pilar a cargo de Gonzalo Acosta. 


Delivery de droga
Un joven de 16 años fue aprehendido por la policía, cuando merodeaba en actitud sospechosa en el centro de la localidad de Manzanares. Cuando se intentó identificarlo, se resistió de tal manera que fue reducido y luego en la requisa, se le encontró marihuana en su poder. 
El sujeto es oriundo de la localidad de José C. Paz. Según la hipótesis policial el apresado, aparentemente, realizaba delivery en la zona donde fue sorprendido.
Fuentes de la repartición, dijeron que el hecho sucedió pasadas las 5.50 horas de este sábado cuando el móvil Nº 41.578  del CPC, recorría la zona 1 y al llegar a las inmediaciones de la estación ferroviaria del San Martín, sus efectivos observaron una evidente actitud sospechosa de un desconocido que tapaba su rostro con la capucha de su campera de color gris. Esa actitud despertó desconfianza en los uniformados que al intentar interceptarlo, el sujeto salió corriendo por la calle Teniente Bean por lo que motivó una persecución de más de quinientos metros, hasta que al llegar al cruce con Portezuelo, éste fue finalmente aprehendido. En la requisa, a un circunstancial testigo se le hallaron en el interior de una mochila 32 envoltorios de  marihuana de 5 gramos cada uno, totalizando 160 gramos. 
 
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar