Violento ataque de una mujer a su pareja

Tiene 27 años y agredió a su novia de 29 hasta dejarla casi inconsciente. También le rompió los vidrios del auto. Cuando se la llevaban detenida, quiso tirarse del patrullero

12 de noviembre de 2015 - 00:00
Una mujer fue detenida por la policía después que fue a la casa de su novia, de la cual estaba distanciada, y tras violentar la puerta principal a patadas, ingresó al interior de la propiedad y la atacó a golpes hasta dejarla casi sin conocimiento.
Luego tomó represalias contra el auto de la víctima, rompiéndole las ventanillas. Después de ser aprehendida, la imputada intentó arrojarse del patrullero que la trasladaba hasta el hospital.
Según manifestaron las fuentes policiales, el hecho se produjo cerca de la 1 de la madrugada de ayer. Un llamado al 911 dio cuenta de un violento altercado en una propiedad del barrio La Pilarica de Pilar. Dos móviles del Comando de Patrulla Comunitaria arribaron a una vivienda ubicada en la calle José Hernández al 100.
Al bajar del patrullero los policías encontraron a una mujer de 29 años tirada en la entrada de la vivienda y en estado de semi inconsciencia. A simple vista había sufrido golpes en ambos brazos, manos y rostro.
En un corto diálogo con los uniformados contó que minutos antes su pareja, una mujer de 27 años, había llegado a su vivienda y luego de violentar la puerta principal de madera para acceder al interior, se dirigió al dormitorio en donde descansaba la víctima. Allí la amenazó de muerte y comenzó a agredirla a golpes de puño y patadas, hasta dejarla casi desvanecida y con una intensa hemorragia nasal. Antes de retirarse, la atacante rompió los vidrios de las ventanillas del Peugeot 206 de la víctima, que se encontraba estacionado en la puerta de la casa.
Mientras la mujer era asistida, más policías intentaban dar con la atacante. Luego de algunos minutos, fue ubicada en el mismo barrio pero ya a varias cuadras del lugar del incidente.
Al ser interceptada por personal femenino, la agresora se resistió de forma enérgica, hasta que fue reducida y esposada. Luego, ya en el móvil del SAP, fue conducida hasta el Hospital Sanguinetti para realizarle el precario médico.
Sin embargo, a mitad de camino y de forma imprevista, la mujer intentó arrojarse del patrullero en movimiento, acción que fue evitada por la mujer policía que la custodiaba. 

El dato
La causa fue caratulada como “amenazas, lesiones, daños y resistencia a la autoridad” y recayó en la Unidad Funcional de Instrucción Nº 3 de Pilar a cargo de Gonzalo Acosta.
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar