Roban mil pares de zapatos en autopista

Piratas del asfalto asaltaron un camión que acababa de salir de la planta Grimoldi de La Lonja. Se llevaron de rehenes al chofer y a dos custodios.
24 de octubre de 2015 - 00:00
Un grupo de delincuentes fuertemente armado se llevó un camión cargado con miles de pares de zapatos y sandalias de una importante empresa radicada en la localidad de La Lonja. Los asaltantes interceptaron el transporte cargado con esa mercadería, apenas salió de la fábrica y antes de llegar a la Panamericana.
Luego la banda liberó a los custodios y al chofer en Escobar y Vicente López, respectivamente. El camión lo dejaron abandonado -ya sin la carga- en la zona de Campana. En tanto la policía intensifica la investigación para lograr individualizar y detener a la banda de delincuentes.
Si bien las fuentes policiales confirmaron el hecho, horas después se mantenía el hermetismo sobre el millonario asalto de los piratas del asfalto.
Según pudo saber El Diario, todo comenzó pasadas las 4 de la madrugada de ayer. Desde la empresa Grimoldi, ubicada en el kilómetro 47,500 de la ruta nacional 8, salió un camión Iveco Daily blanco cargado con cerca de mil pares de zapatos y sandalias fabricadas en esa empresa.
Se dirigía con destino al depósito que la Logística Biva tiene en Capital Federal.
Ya sobre plena autopista Panamericana y a la altura del kilómetro 49,500, un auto oscuro (sería un Fiat Siena) se le puso a la par del lado del acompañante. Un delincuente con arma de fuego de grueso calibre le hizo señas al chofer (50 años), para que detuviera la marcha, mientras que el auto se ponía delante del mismo.
Al detener el pesado transporte, dos sujetos, apuntándole a la cabeza, lo obligan a bajar los vidrios y fue en ese momento en que lo sacaron por la ventanilla del acompañante para meterlo en una camioneta blanca en donde había más delincuentes.
Mientras tanto, otro vehículo con más integrantes de la banda abordó un Renault Clio gris perteneciente a la empresa de Seguridad FPI, que custodiaba el camión. Bajo amenazas de muerte, redujeron a los dos custodios de 35 y 38 años y los cargaron en otro auto, para seguir la caravana del transporte y los demás vehículos.
El chofer fue abandonado ileso en Ingeniero Maschwitz. Una hora después ocurrió lo mismo con los dos custodios pero en Boulogne. El auto Clio de la empresa de seguridad hasta el momento no fue encontrado.
Según trascendió extraoficialmente el monto total de la mercadería robada asciende a casi un millón de pesos. Interviene en la causa la UFI Nº2 de Pilar a cargo de Marcos Petersen Victorica. 

Vacío  
El camión sin su carga fue abandonado en un camino rural de la ciudad de Campana.
 
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar