Discutió con su padre y lo mató de dos puñaladas

Estaban bebiendo desde hacía largo rato. Comenzaron a pelear y el joven (20) lo atacó con una cuchilla. Pudo escapar. La víctima (50) murió minutos después. 
domingo, 3 de agosto de 2014 · 00:00

Un joven de 20 años asesinó a su padre de dos puñaladas, durante la madrugada de ayer, cuando ambos estaban consumiendo bebidas alcohólicas. Por causas que aún no fueron esclarecidas, se generó una discusión entre ambos, la agresión y posterior fallecimiento de la víctima, de 50 años. Hasta anoche, al cierre de la presente edición, el homicida permanecía prófugo.

Voceros policiales afirmaron que el hecho ocurrió pasadas las 3 de la madrugada en una vivienda precaria ubicada al 2100 de la calle Santa Ana -entre San Nicolás y Famaillá- de Manuel Alberti.

Desde hacía varias horas, la víctima, identificada por la policía como Ernesto Gómez, y su hijo, estaban tomando alcohol. Los ánimos se fueron exacerbando hasta que comenzó una discusión que luego se convirtió en amenazas hasta que finalmente llegaron las agresiones, especialmente de parte del joven.

Tal es así que en determinado momento, el muchacho extrajo de entre sus ropas una cuchilla de unos 25 centímetros de hoja y mango de plástico de color blanco y, desde atrás, le asestó dos puñaladas casi debajo del omoplato derecho.

Gravemente herido, Gómez alcanzó a caminar unos pasos y cayó en medio del patio de su casa manando abundante sangre. Familiares y vecinos intentaron brindarle ayuda, mientras se daba aviso a la policía y se solicitaba una ambulancia. Sin embargo, la víctima falleció pocos minutos después a consecuencia de las heridas.

En cuanto al homicida, apenas sucedió el hecho se dio a la fuga y hasta el cierre de la presente edición, permanecía prófugo de la Justicia.

Efectivos de la Comisaría 4ª de Manuel Alberti y de la Policía Científica trabajaron en el lugar del hecho. Los primeros, se abocaron específicamente a la investigación en sí, mientras que los restantes realizaron las respectivas evaluaciones y la búsqueda de pruebas.

Se confirmó que cuando escapaba del lugar del hecho, el homicida arrojó el arma desde el portón de entrada a la propiedad, la cual fue hallada y secuestrada por los investigadores.

En diálogo con El Diario –único medio en el lugar- uno de los vecinos que intentó ayudar a la víctima, ofreció un relato de los hechos. “Escuché los gritos desesperados de familiares y me acerqué, fui corriendo y entré a la casa. Ahí estaba tirado don Ernesto, boca arriba, perdía mucha sangre por las heridas que tenía en la espalda. Traté de calmarlo, el sólo balbuceaba, y dijo tengo frío, y luego murió en mis brazos”.

Una alta autoridad policial señaló que el hecho estaría totalmente esclarecido. El homicida ya fue identificado y su detención sería inminente. La causa fue caratulada como “homicidio” y recayó en la Unidad Funcional de Instrucción Nº 1 de Pilar a cargo de Marcos Petersen Victorica.

 

“Traté de calmarlo, el sólo balbuceaba y dijo ‘tengo frío’ y luego murió en mis brazos”.  

VECINO DE LA VÍCTIMA.

 

Comentarios