Cae pincha ruedas que actuaba en una playa de estacionamiento

Fue sorprendido en el hipermercado Jumbo. Intentó escapar en la moto de un cómplice, pero fue apresado por la policía. Le secuestraron el elemento punzante que utilizaba.
viernes, 25 de abril de 2014 · 00:00

La policía logró detener a un hombre de nacionalidad colombiana que integraba una banda de delincuentes conocidos como los pincha ruedas. La aprehensión se llevó a cabo en la mañana de ayer en la playa de estacionamiento de un centro comercial del kilómetro 50 de la Panamericana. En poder del sujeto se halló un elemento de fabricación casera, que era utilizado para averiar las ruedas de los vehículos y luego cometer los ilícitos. En tanto que un cómplice logró huir en una moto de alta cilindrada.

Los voceros policiales afirmaron que el hecho se produjo pasadas las 9.30 de ayer cuando un patrullero con efectivos de la Comisaría 5ª recorría la zona del  estacionamiento de Jumbo. En un determinado momento los policías advirtieron los movimientos sospechosos de un individuo que se deslizaba casi agazapado entre los distintos vehículos de clientes de ese centro comercial.

La inmediata actuación de los uniformados que intentaron  identificar al sujeto hizo que el sospechoso quisiera escapar entre los vehículos, entablándose una persecución de varios minutos. El delincuente logró salir a uno de los accesos paralelos al estacionamiento, intentando subir a una moto de alta cilindrada, negra y roja, que era conducida por un cómplice.

Sin embargo, el delincuente no pudo subirse y logró ser detenido por varios efectivos. Antes testigos presenciales, fue requisado encontrándose en su bolsillo un elemento punzante metálico de unos 25 centímetros de largo con una punta en uno de sus extremos, y un par de guantes de lana de color negros, con una aislación de goma en su parte interna.

El detenido fue identificado por la policía como Carlos Enrique Pulido Garay, de nacionalidad colombiana y 27 años de edad. Tiene domicilio en un departamento del 3º piso de un hotel ubicado en la calle Solís al 300 del barrio porteño de Congreso. Interviene en la causa, la Unidad Funcional de Instrucción Nº 2 de Pilar.

 

Modus operandi  

Según explicó uno de los investigadores, el delincuente pinchaba la rueda de vehículo estacionado. Cuando venía su propietario le avisaba y se ofrecía a ayudarlo. Así, ante el primer descuido de los automovilistas, los delincuentes arrebataban desde el interior del auto, cualquier elemento de valor como carteras, documentaciones o celulares, dándose a la fuga abordando los vehículos que les hacían de apoyo.

Comentarios