“Operativo Primavera”: más de 200 kilos de marihuana en Derqui

Desarticularon una banda mixta que comercializaba y distribuía la droga en Pilar. La comandaba una mujer de nacionalidad paraguaya. Hubo allanamientos en Del Viso y Morón.
martes, 24 de septiembre de 2013 · 00:00

La policía logró incautar un total de 218 kilogramos de marihuana compactada y a su vez detuvo a cuatro personas, dos de nacionalidad paraguaya. Entre ellas, una mujer que precisamente sería la jefa de la banda que operaba en Pilar.

Además se secuestraron armas de fuego, teléfonos celulares, una decena de chips telefónicos e importantes anotaciones en varias agendas de los aprehendidos. Los allanamientos se realizaron en Pilar, Del Viso y Morón.

A través de una conferencia de prensa realizada en la mañana de ayer en la Comisaría 7ª, autoridades de la División de Investigaciones de San Isidro entre las que se encontraba el comisario inspector Gustavo Bustamante, confirmaron el hecho y se dieron algunos detalles del denominado “Operativo Primavera” llevado a cabo entre la mañana del sábado y la tarde del domingo último.

Todo comenzó a raíz de una investigación iniciada hace cuatro meses en la cual la policía detectó la comercialización de drogas, especialmente a través del sistema de delivery en todo el distrito de Pilar.

Los investigadores detectaron llamadas telefónicas dirigidas a una pareja de nacionalidad paraguaya compuesta por Antonio Lino Ayala Araujo, de 52 años de edad y su pareja Catalina Navarro de 45.

Ambos se encontraban en el interior de un automóvil Peugeot 207 de color blanco, estacionado en la playa del hipermercado Jumbo, en el kilómetro 50 de Panamericana.

De manera inmediata los efectivos antidrogas llegaron al lugar y sorprendieron a ambos. Una vez identificados, ante testigos presenciales fue requisado el auto, hallándose varios ladrillos de marihuana compactada y un arma de fuego.

Con la orden de la fiscalía interviniente, debió realizarse un “allanamiento de urgencia” en una casaquinta del barrio La Alborada de Presidente Derqui, más precisamente en El Cardenal al 1600, entre Las Camelias y Las Azucenas, donde la pareja paraguaya tenía su vivienda y su principal base de operaciones.

En ese lugar también se hallaron otros tantos ladrillos de la misma droga compactada, un arma de fuego e importantes anotaciones en varias agendas, datos que serán útiles para la prosecución de la causa.

Casi en forma simultánea se hicieron otros tres allanamientos: en Anasagasti 895 y Ensenada 440, ambos de la localidad de Del Viso, y el restante en Santa Teresa y Gervasio Pavón del Partido de Morón.

Durante la conferencia de prensa brindada ayer por la mañana, las autoridades de narcotráfico aseguraron que el resultado total de todos los operativos realizados fueron 218 kilos de marihuana compactadas en ladrillos, una pistola semi automática 9 mm marca Taurus con cincuenta proyectiles intactos, un pistolón de doble caño calibre 12 marca Rexio, y varios cartuchos intactos del mismo calibre.

A su vez los policías secuestraron ocho teléfonos celulares y radios, 22 chips de teléfonos móviles y una decena de agendas con importantes anotaciones. Sebastián Segundo Vizcarra de 29 años y Héctor Horacio Vizcarra de 28, ambos de nacionalidad argentina.

En tanto se informó que las investigaciones continúan a fin de desarticular la totalidad de las conexiones de la banda. Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción Nº 12 de San Isidro a cargo de Claudio Scapolán.

 

Banda mixta 

Según informó la policía los detenidos en el llamado “Operativo Primavera” integraban lo que se conoce como una “banda mixta”.

De acuerdo a lo establecido hasta el momento se trataba de un grupo dedicado tanto a la comercialización como a la distribución de la marihuana.

“Según indicaron fuentes policiales, “Los dos ciudadanos de nacionalidad paraguaya oficiaban de organizadores y proveedores del material estupefaciente y los dos ciudadanos de nacionalidad argentina que se desempeñaban como distribuidores”.

 

Barrio golpeado 

La base de operaciones de la banda era una casaquinta del barrio La Alborada, una zona que desde hace un par de años viene siendo golpeada por los robos y asaltos, hecho que en las últimas semanas desencadenó un pedido de los vecinos para cercar algunas calles del barrio.

 

Comentarios