Banda de Los Laureles asola una zona con dos escuelas públicas

Chicos de los colegios, sus padres que los van a buscar y vecinos fueron víctimas. Son unos diez, todos menores de edad que viven en el barrio. Quejas por la poca respuesta de la policía.
sábado, 13 de julio de 2013 · 00:00

En los últimos 30 días una banda cometió, al menos, cinco delitos contra vecinos que viven sobre las calles Antonio Toro y Sarmiento, y el paso a nivel del ferrocarril Urquiza de Presidente Derqui. De acuerdo a las personas que hablaron con El Diario, está integrada por menores que, en su mayoría, se domicilian en Los Laureles, un barrio inmediato al cruce de las vías férreas.

Pero las víctimas no fueron solo vecinos de Derqui Centro, hay que sumar a alumnos de la Escuela Técnica Nº 2 y a padres de la Escuela N º 27. Es que ambos establecimientos educativos están a pocas cuadras del radio elegido por los delincuentes para actuar y luego escapar hacia sus viviendas o refugios.

El último caso, registrado por dos testigos, se refiere a una mujer de unos 30 años que iba a buscar a su hijo a la escuela primaria poco antes de las 17. Después de superar las vías y caminar por la calle Sarmiento fue abordada por dos presuntos menores con gorrita y encapuchados.

Uno le mostró un filoso cuchillo de mesa tipo Tramontina y la amenazó de muerte en caso de que no le entregara su celular y la cartera con escaso dinero. La víctima acató la exigencia y los dos malvivientes corrieron en dirección a Los Laureles.

“No hizo la denuncia policial porque a su marido le pasó lo mismo hace dos meses y sólo fue una pérdida de tiempo porque ni siquiera un patrullero salió en búsqueda de los chorros”, comentaron allegados a la asaltada a plena luz del día.

El hecho anterior tuvo por protagonista a la secretaria del colegio Cardenal Coppello y a su madre. “Íbamos caminando por la escuela 27 y vimos que alguien venía corriendo; tarde nos dimos cuenta que era un chorro porque a mi hija la empujó y le arrebató su cadenita de oro, después corrió y, por lo que nos dijeron, fue hacia Los Laureles”, relató la mujer mayor.

De acuerdo a vecinos de la zona, los robos de celulares y plata a estudiantes de la Escuela Técnica son moneda corriente, y el mismo riesgo atraviesan los padres de los chicos de la Escuela 27.

Pero lo más insólito es que los delincuentes señalados contarían con varios antecedentes, y no serían ajenos a un fácil reconocimiento policial. “Aquí hay varios chorros, a veces la policía pasa pero ninguno va preso, y si alguno va en pocas horas es liberado porque son menores que empezaron a robar a los 12 años y aún no tienen 18 para ser procesados y condenados”, aseguró una vecina de ese barrio que prefirió no identificarse por temor a represalias. Según la misma los malhechores son unos diez menores de edad que, en particular, asaltan o arrebatan entre los jueves o viernes por la tarde.

 

Comentarios