Asaltan una agencia de motos a metros del centro de monitoreo

Dos delincuentes armados se llevaron dinero y pertenencias de los clientes. El 911 jamás acudió al llamado. Y cuando avisaron en la central nadie atinó a ayudarlos.
viernes, 7 de junio de 2013 · 00:00

La audacia de los delincuentes y la pasividad de quienes deben brindar seguridad parecen ya no sorprender a nadie. Dos delincuente armados asaltaron una concesionaria de motos que está justo frente al Centro de Monitoreo municipal, desde donde se supone vigilan con cámaras de seguridad varios puntos de Pilar.

Pero las “fallas” no se agotan acá. Es que si bien una de las víctimas llamó al número de emergencias 911 segundos después del atraco, la policía jamás acudió al lugar. Pasado el mal trago, uno de los empleados se cruzó al Centro de Monitoreo para dar cuenta de lo que acaba de ocurrir y con la esperanza tal vez de que pudieran dar con los delincuentes. Pero allí solo encontraron asombro de los empleados, no hubo respuestas y recién se cruzaron 15 minutos después.

Cabe recordar que el día anterior, en horas de la tarde, delincuentes había desvalijado la casa del dirigente radical Ricardo Giménez, ubicada en la calle Juan Manuel de Rosas, a 200 metros de la Avenida Tratado del Pilar y Ana Mogas, sede del Centro de Monitoreo.

 

El asalto

El local Planet Honda está ubicado en la Avenida Tratado del Pilar al 131. Según relató un empleado de la empresa que vende motos, cerca de las 17.30 del miércoles ingresaron dos hombres simulando ser clientes.

Segundos después uno de ellos extrajo un revólver (se estima que calibre 38 largo) y amenazó de muerte a los seis clientes y cuatro empleados que en ese momento había en el local.

De esta manera se hicieron del dinero que había en la concesionaria, pertenencias de los clientes y el dinero de dos de ellos que en ese momento estaban abonando motos que acababan de comprar.

“Nos encerraron en el baño. Una de las personas que estaba llamó al 911 pero nunca tuvimos respuesta. Nos cruzamos al Centro de Monitoreo y les dijimos que nos acababan de robar y se quedaron todos asombrados. Recién a los 15 minutos vino alguien”, señaló Matías, empleado de Planet Honda, ayer en declaraciones a FM Plaza 92.1.

Los delincuentes actuaron a cara descubierta y tenían alrededor de 50 años de edad. Las víctimas señalaron que se los vio “muy nerviosos” y que si bien solo hubo violencia verbal, se notaba gran apuro por robar e irse rápidamente. Después salieron a la puerta de calle, doblaron en la primera esquina y aparentemente se subieron a un auto que los estaba esperando. Este es el segundo robo que ocurre en el mismo local en los últimos cuatro meses.

Al momento del asalto dos clientes estaban pagando las motos que acababan de comprar. Ese dinero fue robado por los ladrones. Sin embargo, desde la empresa aclararon que se harán cargo de esa suma, dado que los clientes ya estaban adentro de la concesionaria cuando fueron asaltados.

Sobre los insólito de ser asaltados a metros del Centro de Monitoreo, del empleado dijo a la emisora local que “estamos acostumbrados” a este tipo de situaciones y además aclaró que hasta ayer no habían hecho la denuncia policial porque “no sirve para nada” (ver aparte).

 

En la zona 

Tres delincuentes armados asaltaron una vivienda de la calle Sarmiento, del barrio Villa Morra. Ocurrió a las 10.30 del miércoles y se llevaron, dinero, electrodomésticos y el auto de la víctima, el cual apareció en cercanías del shopping Paseo Pilar.  

 

No acudieron a la policía

“Hacer la denuncia es perder medio día” 

Hasta ayer, desde la concesionaria de motos asaltada no habían hecho la denuncia policial. “Estamos analizando si la vamos a hacer o no”, indicó Matías, uno de los empleados del lugar.

En ese sentido argumentó sus dudas diciendo: “en el asalto anterior también estaban las cámaras y uno puede pensar que se puede descubrir algo, pero la verdad es que no vimos resultados. Hacer la denuncia es perder medio día, esperar que te hagan 250 presuntas y no tenés respuesta de nada”, sentenció. Entonces cerró indicando: “la verdad que uno se pregunta para qué voy a ir a hace la denuncia si todo queda en la nada”.

 

Comentarios