Fénix ya es de la B Metropolitana

 Superó 2-1 a Español de visitante y logró un ascenso histórico. Perdía 1-0 a los 3 minutos, pero reaccionó y lo dio vuelta con los goles de Ruiz y Silva. En el segundo tiempo aguantó y se llevó el premio mayor.

domingo, 30 de junio de 2013 · 00:00

 La emoción, el llanto, los recuerdos, los múltiples abrazos y la infaltable trepada al alambrado de los jugadores de Fénix para festejar con ese puñado de 50 hinchas que llegaron al Bajo Flores por el ascenso.

Después del 1-1 en Pilar, todo hacía presuponer que sería muy difícil pisar fuerte en el Nueva España. Y eso que las cosas se le habían complicado desde los vestuarios, porque Franco Romero adelantaba al Gallego a los 3 minutos.

Pero más allá de verse sometido en esos minutos iniciales, encontró la contundencia desde su jugada favorita, la pelota parada, que tan buenos dividendos le dio en este Reducido.

Cachete Ruiz, que apareció cuando Fénix más lo necesitaba, clavó el empate de tiro libre, y Hugo Silva, que sorprendió a todos con ese cabezazo en soledad, dieron vuelta la historia para luego, en el segundo tiempo, aguantar con uñas y dientes la victoria por 2-1 que lo llevó al ascenso.

El sueño que tanto anhelaba este equipo allá por junio de 2012, cuando arrancaba la pretemporada, se hizo realidad un 29 de junio, el mismo día que el seleccionado argentino mayor ganaba en México ‘86 su segundo título mundial de la mano de Diego Maradona.

Será un día inolvidable para toda la familia de Fénix, como lo fueron aquellas alegrías en las temporadas 2004/05 y 2011/12 con los ascensos de la D a la C.

Premio para un equipo que comenzó a concebirse en mayo de 2011, en el denominado operativo retorno desde la D. Con visión a futuro, los dirigentes sostuvieron la base de jugadores y le sumaron experiencia bajo el mando de un Oscar Santángelo, quien lo regresó a la C.

Y con la misma base, sumando algunos refuerzos en puestos específicos, fue protagonista en la primera ronda del actual campeonato, peleándole mano a mano el título al campeón UAI Urquiza. Pero en la segunda parte se derrumbó ese nivel futbolístico (Santángelo se alejó y sus ayudantes Sergio Gómez y Favio Orsi fueron sus sucesores) hasta casi lo deja afuera del Reducido.

Con el último suspiro, entró por la ventana para luchar entre los 4 que iban por el segundo ascenso. Y allí dio dos golpes de gracia, primero bajando al candidato de todos, Laferrere, y después al Gallego.

Lo cierto es que el Albinegro dio el gran salto de categoría que ahora lo tendrá entre los equipos ricos en historia dentro del Ascenso.

 

Sorprendido

En cuanto a lo que fue la segunda final, Fénix se vio avasallado por un Español que lo tuvo contra las cuerdas en los 15 minutos iniciales. Sobre todo porque golpeó a los 3’ con el gol de Franco Romero, después que Alberto Martínez rematara cruzado y encontraba solo al goleador del Gallego para definir ante un indefenso Mariano Mittelman.

Los de Jorge Franzoni iban por más pero la figura del Mono se agigantaba y tapaba todos los embates locales ante las dudas que tenían la defensa y los mediocampistas.

Pero recién a los 20’, el Albinegro logró salir de su asedio y en el primer ataque Gabriel Lobos derribó a Gonzalo Gil cerca del área y Ruiz, inspirado en este Reducido no perdonó. Cachete clavó de tiro libre al ángulo superior izquierdo de un Cabral que se estiró pero no llegó.

Tras el empate, el juego se emparejó y la visita se acomodó mucho mejor en el campo de juego. Aunque Español siguió teniendo las jugadas más claras pero se topó con la seguridad del Mono, que se quedó con los gritos de Jorge Chiquilito, Guillermo Carrizo y el tiro libre de Martínez.

Pero a los 34’, de otra jugada de pelota parada llegó al 2-1. Córner de Ruiz y por detrás de todos apareció en soledad Silva para meter el testazo, que se coló abajo, contra el palo derecho, para desatar la locura.

De ahí en más el choque favoreció a Fénix, que controló el desarrollo ante la desesperación de un Español que ya no estaba tan claro y fino en los metros finales.

 

Defensa total

Los últimos 45 minutos mostraron a un Fénix aguerrido, con mucha actitud a la hora de defender con uñas y dientes cada uno de los arrestos individuales del local.

Español fue puro empuje pero poca claridad en el área rival, aunque la más clara la tuvo Martínez a las 8’, cuando recibió solo frente al arco y por querer acomodar la pelota la terminó tirando afuera.

Después, el Gallego fue pura desesperación. Franzoni puso toda la carne en el asador sumando delanteros, pero nunca estuvo claro en los metros finales por la seguridad y garra que tuvieron los defensores y del propio Mittelman.

Los nervios se incrementaban y los minutos no pasaban. Las piernas pesaban más, aunque el Águila de contragolpe pudo haber liquidado con anterioridad la serie. Tal como Daniel González que se apuró y remató muy desviado, después la indecisión de Lionel Fonzalida para definir ante la salida de Cabral y luego apurarse en una contra dejando en off-side a Julio Ledesma.

El pitazo de Ignacio Lupani llegó y se desató la fiesta. Las lágrimas de emoción y la alegría invadió a la mayoría de los jugadores, que todavía no reaccionaban ante tremenda conquista.

Sí, Fénix se despidió de la C para entrar a una dimensión como la B Metro que comenzará a conocer a partir de agosto próximo.

 

 

Renovación
El presidente de la subcomisión de fútbol de Fénix, César Mansilla, confirmó la continuidad de la dupla Sergio Gómez-Favio Orsi al frente del equipo. 

Comentarios