Secuestran a un repartidor de golosinas y lo abandonan

Dos delincuentes lo interceptaron cuando hacía su recorrido. Perseguidos por la policía, lo abandonaron. Uno logró ser detenido.
viernes, 14 de junio de 2013 · 00:00

La policía logró rescatar a un repartidor de golosinas al que dos delincuentes mantenían secuestrado en su propia camioneta. A través de un operativo cerrojo se pudo interceptar al vehículo, pero los ladrones lograron fugarse a toda carrera. Sin embargo, fueron perseguidos hasta que uno de ellos logró ser detenido. La víctima se encontraba maniatada en el interior del automotor. Sucedió en la localidad de Presidente Derqui en la mañana de ayer.

Fuentes policiales afirmaron que el hecho se desarrolló en el barrio Monterrey. Pasadas las 10 de la mañana, en la intersección de las calles Tierra del Fuego y Perú (frente mismo a la Escuela EPB Nº 32), un hombre de 46 años se encontraba trabajando para una empresa distribuidora de golosinas.

Estaba estacionado frente a un kiosco a bordo de su camioneta Renault Kangoo de color blanca (patente HFC 051). En un determinado momento el trabajador fue abordado por dos sujetos, uno de ellos portando un arma de fuego en su mano. Lo amenazaron de muerte y lo introdujeron en el interior del vehículo.

Una vez reducido, uno de los asaltantes se hizo cargo del volante del automotor, mientras que el restante acompañaba a la víctima en la parte trasera de la Renault. Testigos presenciales del hecho dieron aviso rápidamente al 911 y poco después dos patrulleros con efectivos del destacamento Monterrey salieron para tratar de dar alcance a los delincuentes.

Los asaltantes retomaron por la calle Gutiérrez y desde ahí ya fueron divisados por los policías que los siguieron por varias cuadras esperando intervenir una vez que les dieran la orden de hacerlo, mientras el operativo cerrojo se concretaba.

Así fue que al llegar a la calle Entre Ríos, los delincuentes acechados por más móviles policiales decidieron abandonar el vehículo y comenzaron una alocada carrera, saltando algunos portones e ingresando a casas particulares y saliendo por los fondos, tratando de evitar ser arrestados.

En la esquina de Santa Cruz y Entre Ríos, uno de los malvivientes ingresó a un domicilio y varios efectivos que lo venían persiguiendo lograron apresarlo en el preciso momento en que se estaba cambiando de prendas.

El sujeto resultó ser un conocido delincuente de 28 años, de apellido Sarmiento. Su cómplice que alcanzó a fugar, según un alto jefe policial, ya estaría identificado y su detención sería inminente.

Mientras el repartidor fue hallado dentro de la camioneta atado de pies y manos, pero ileso. Si bien no se encontró el arma de fuego utilizada por los asaltantes, se recuperó el dinero robado, unos 800 pesos. Intervino en el hecho la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 de Pilar a cargo de Federico Mercader.

 

Con antecedentes  

El detenido resultó ser un conocido delincuente de 28 años, de apellido Sarmiento y que cuenta con importantes antecedentes policiales por robos calificados contra comerciantes y asaltos con privación ilegal de la libertad.

Comentarios