Archivan causa de un polista por la muerte de dos hombres en un choque

El Audi A3 que conducía Juan Carlos Harriet chocó contra un Renault 11 en 2011 y dos de sus ocupantes y cinco perros murieron calcinados. Nunca se le tomó declaración indagatoria.
lunes, 6 de mayo de 2013 · 00:00

Un año y medio después del episodio y por decisión de la fiscal interviniente, se archivó una causa iniciada al polista Juan Carlos Harriet, quien en diciembre de 2011 iba en su Audi A3 a más de 100 kilómetros por hora cuando chocó con un auto en el que dos hombres murieron calcinados.

Tal como informa Télam, la medida fue dispuesta por la fiscal Cecilia Chaieb pese a que al imputado nunca se le tomó declaración indagatoria sino que sólo prestó una de carácter informativo.

Para la fiscal, el expediente debe archivarse porque "el resultado de la pericia accidentológica destaca la posibilidad de una mala maniobra por parte del vehículo embestido" y esto "debilita el estado de sospecha" requerido para una indagatoria.

Harriet, de 30 años, solo prestó una "declaración informativa" en diciembre del 2012 pese a estar imputado de "homicidio culposo en concurso real con lesiones graves culposas”.

En la misma admitió que circulaba a “100 o 110 Km por hora”, pese a que en la zona la máxima permitida es de 80, aseguró Pontoriero.

A su vez, señaló que el choque se produjo porque el otro auto hizo "una maniobra brusca" que invadió su carril cuando lo iba a pasar, pero según las fotografías de la causa ese auto está chocado totalmente de atrás y el Audi en el frente.

El hecho ocurrió a las 5.10 del 11 de diciembre de 2011, en el kilómetro 60 de la ruta 8, a la altura de la localidad de Fátima, cuando Oscar Hernández de 42 años, Franco Rodríguez de 16 y  un hermano de éste, Fabio Rodríguez (21), iban en un Renault 11 a cazar liebres a Solís, partido de San Andrés de Giles, con cinco perros galgos.

A raíz de la colisión, el auto de las víctimas se incendió, lo que provocó que Hernández y el menor de los hermanos -quien sufrió la amputación de sus brazos por el impacto- murieran carbonizados en minutos, en tanto que el mayor logró salir con vida y se quemó gravemente la cara. 

Comentarios