Cayó una banda de delincuentes que asolaba el centro de Derqui

Cometieron al menos siete robos en los últimos tres meses. Todos, en la zona de la estación. La policía destinó un equipo especial para buscarlos. Fueron detenidos cuando asaltaban un lubricentro.
miércoles, 24 de abril de 2013 · 00:00

Hacía tres meses que la policía de Presidente Derqui, pese a su crónica falta de efectivos, destacó a tres hombres de civil para intentar desarticular a una banda que en el mismo lapso robó en siete comercios. La investigación fue hermética, y el rumor entre los comerciantes era que “tres chorros están devastando la zona de la estación de trenes”.

Finalmente, en la madrugada del pasado sábado trascendió lo que tanto costó: se detuvo a dos de los tres delincuentes cuando estaban robando en un lubricentro.

Ya en la Comisaría 2ª su titular, el subcomisario Jorge Lescano, ordenó una ronda de reconocimiento y las pocas víctimas que pudieron verlos cuando escapaban los señalaron como a los autores de los robos.

Pero para confirmar los otros delitos similares fue necesario que los policías dieran con artículos ingresados al mercado negro. Todos los reducidores indagados coincidieron con los comerciantes afectados, aunque bajo la defensiva legal “le compramos el equipo de música sin conocer el origen, porque era muy barato”.

Según voceros oficiales, a las 3 de la madrugada del último sábado una mujer domiciliada en la planta alta de una tradicional forrajería, en Reynaldo Pacheco e Iparraguirre, oyó extraños ruidos provenientes del interior de un cercano lubricentro. Llamó a la comisaría y primero llegó el personal de calle. Los policías encubiertos constataron sus dichos, pero además vieron grandes latas de aceite sobre el techo del comercio, supuestamente, a la espera de algún vehículo donde cargarlas y escapar.

Los policías pidieron el apoyo de un patrullero e ingresaron por otra vivienda lindante para llegar sigilosamente hasta la parte trasera del lubricentro. Entonces vieron a un sujeto que levantaba parte del techo para que un cómplice sacara por el boquete latas de aceite para motores. Los efectivos los redujeron y los requisaron. Primero se detuvo al que sostenía el pulmón del techo, y luego a su cómplice en el interior del comercio. El primero fue identificado por la policía como Sergio Leonardo Grasso, de 22 años, mientras que el segundo es un menor de 15 años. Ambos son de Presidente Derqui. Al precoz delincuente se le encontraron unos 50 pesos, una llave tipo barreta con la que violentó la caja registradora y un candado del portón también forzado.

Luego el propietario del comercio dijo haber dejado esa suma en la caja cuando cerró por la noche. A su vez reconoció como de su propiedad los bidones de aceite que pretendían llevarse los delincuentes, presuntamente, con el apoyo de alguna camioneta.

El tercer malhechor se las ingenió para escapar porque hacía de campana en la esquina. No obstante ya está identificado por la policía.

 

 

Zona arrasada

Hasta el momento, la policía y la fiscalía interviniente consideran que los dos aprehendidos cuentan con un cómplice prófugo que está siendo buscado.

Pero a su vez se conoció un listado de los varios robos a manos de los dos cómplices finalmente aprehendidos. El primero ocurrió el 1º de febrero pasado cuando robaorn un televisor del Club Presidente Derqui.

Luego, el 12 del mismo mes y antes de las 7 de la mañana, asaltaron a una mujer cuando iba a tomar el tren para viajar hasta su trabajo de Capital. En la esquina de Bolívar y Caseros tres individuos la amenazaron de muerte con un arma de fuego para sustraerle su celular, la cartera con algo de dinero y su documento de identidad.

El tercer caso tuvo lugar en la tarde del día siguiente, cuando uno se quedó en la puerta de la céntrica zapatillería “San Antonio”, mientras que un cómplice encañonó a las empleadas y el otro a la cajera para hacerse de toda la recaudación de la jornada.

Tan solo diez días después dieron un golpe similar contra una casa de pinturas ubicada sobre Eva Perón, frente a la estación de trenes del San Martín. Nuevamente, robaron varios miles de pesos.

El quinto robo lo generaron el pasado 22 de marzo en la esquina de Bolívar y Eva Perón: otra trabajadora fue víctima de robo y manoseos cuando se encaminaba hasta el San Martín para ir a trabajar.

El sexto delito lo cometieron el mismo día en la forrajería Palpacelli, sita en Reynaldo Pacheco e Iparraguirre; justamente al lado del lubricentro donde fueron detenidos. Entonces rompieron el techo, bajaron con cuerdas, robaron el dinero de la caja y algunos insumos para mascotas, y escaparon por el mismo boquete luego de poner varias tarimas una sobre otra.

El séptimo y penúltimo hecho lo realizaron, también de noche, en una casa de muebles y artículos del hogar, ubicada en una nueva galería comercial sobre la mano de enfrente de la forrajería Palpacelli. De allí sustrajeron dos colchones de dos plazas, seis secarropas y dos equipos de música.

 

El dato 

La investigación que llegó a buen puerto está intentando saber si la banda desbaratada también es responsable del vaciamiento que sufrió un local de celulares e insumos afines, de calle Medrano casi Eva Perón.

“El modus operandi fue el mismo, rompen el techo, entran por allí, roban y escapan por el mismo lugar, y este caso también fue en la asolada zona de la estación, y yo no creo en las casualidades”, dijo el subcomisario Jorge Lescano luego de firmar los sumarios y elevarlos a la fiscalía de Pilar interviniente.

 

Comentarios