Vuelven a robar en un local de celulares; esta vez lo vaciaron

Es el segundo golpe que recibe en un año. Los ladrones hicieron un boquete en el techo. Pese a que se disparó la alarma, ingresaron, se llevaron todo lo que pudieron y lograron escapar.
jueves, 18 de abril de 2013 · 00:00

Por segunda vez en menos de un año robaron en un céntrico comercio de teléfonos celulares en Presidente Derqui. Los hechos se registraron en la calle Medrano al 460, casi esquina Eva Perón.

El primero de los casos tuvo lugar a mediados de 2012 cuando violentaron una puerta trasera para ingresar y hacerse de numerosos equipos de telefonía móvil y otros artículos del mismo rubro.

Pese a eso sus propietarios remontaron el negocio y, con el fin de evitar otro delito similar, colocaron un sistema de alarma. Pero de nada les valió.

Es que días atrás a los ladrones no les importó que se disparara la alarma e igual ganaron los minutos suficientes para robar gran parte de la mercadería y finalmente escapar con total impunidad.

Según los empleados del negocio, en esta oportunidad los malvivientes primero se ganaron a un terreno baldío de una iglesia evangélica lindante, después se treparon al techo del local para levantar dos chapas, luego hicieron un boquete en el cielo raso de madera y finalmente lograron ingresar.

Con los primeros movimientos detectados por la alarma ésta se disparó, pero los ladrones sabían que contaban con escasos, aunque suficientes, minutos para robar todos los celulares que había dentro de una vidriera con candado que enseguida rompieron, y luego continuar con el saqueo de numerosos insumos repartidos en todo el comercio. Cargadores, carcasas, fundas, baterías, cables USB, colgantes, estuches, fundas, y otros elementos que había en el local integraron el botín.

Una vez que los ladrones estimaron agotado el tiempo antes de que llegue la policía escaparon. Pero en su apuro dejaron algunas de las herramientas usadas para romper los techos de chapa y madera, y eso fue hallado por los dueños del comercio cuando llegaron poco tiempo después.

 

Amargado  

“Por lo pronto sabemos que los policías vinieron cuando fueron alertados telefónicamente por los remiseros de una agencia cercana, luego tomaron algunos datos y abrieron una causa, pero de los chorros y de todo lo que nos robaron no se sabe nada de nada, otra vez fuimos perjudicados en varios miles de pesos”, comentó amargado, y resignado, uno de los dueños del local.

Comentarios